Blog

¿Qué tienes que saber para comenzar a ejercitarte?


(Comunicados de Prensa) La buena voluntad y el deseo profundo de mejorar nuestra salud no son suficientes para comenzar a ejercitarnos después de haber pasado una temporada larga sin hacer ejercicio y con una vida sedentaria.

Si lo hacemos así estaremos garantizando nuestro fracaso y, probablemente, nos ganemos alguna lesión o algo más grave…
Cambiar cualquier hábito de vida requiere de acciones inteligentes y constantes hasta que logramos romper la “inercia” de los viejos hábitos y establecer con solidez el nuevo hábito.

En el caso del ejercicio existe, además, un factor adicional que nos obliga a ser mucho más cuidadosos, inteligentes y constantes: la condición física no puede ser regenerada de manera instantánea; requerimos de suficiente ejercicio y descanso en un balance correcto para que nuestro cuerpo responda positivamente.

Por esto, aquí te presento 3 puntos básicos que te ayudarán a regenerar tu condición física de manera rápida, segura y divertida:

1.Comienza siempre a hacer ejercicio con un nivel de esfuerzo moderado, al menos durante las primeras 4 semanas. Los especialistas recomiendan trabajar por abajo del 60 ó 70 por ciento de nuestra capacidad aeróbica. En términos prácticos esto significa que puedas sostener una conversación mientras te ejercitas, sin que te falte el aire. Un excelente ejercicio que puede hacer prácticamente cualquier persona es caminar durante 20 minutos a un ritmo más o menos acelerado.

2.Procura darle a tu cuerpo períodos de descanso profundo de manera cotidiana. El consumo excesivo de estimulantes, como la cafeína, pueden impedir que tu cuerpo alcance niveles de sueño profundo en las noches, lo que va generando un estado de agotamiento crónico. Si aumentas la actividad, también debes de aumentar la eficiencia en tus hábitos de descanso.

3.Vigila tus hábitos de alimentación e hidratación. Al aumentar el nivel de actividad cotidiana, tus necesidades nutricionales cambian, por lo que es sumamente importante estar al pendiente de ellas y tratar de abastecerlas eficientemente.

Resumiendo, las 3 claves para incrementar rápidamente tu condición física son el ejercicio aeróbico moderado, descanso profundo y una alimentación eficiente. A partir de aquí lo único que necesitas es ser constante y observar cómo tu cuerpo cambia rápidamente.




A %d blogueros les gusta esto: