Blog

300.000 jóvenes temen quedarse sin la ayuda del alquiler a partir de diciembre


(Comunicados de Prensa)

El compromiso a mantener la Renta Básica de Emancipación para jóvenes entre 22 y 30 años no aparece en el programa político de ninguno de los partidos que concurren a las Elecciones Generales del próximo 20 de noviembre, según el Consejo de la Juventud de España

El Consejo de la Juventud de España denuncia que ningún partido político, a menos de un mes de la celebración de las Elecciones Generales, ha expresado un compromiso firme de mantener la Renta Básica de Emancipación que beneficia en todo el país a más de 300.000 jóvenes que tienen entre 22 y 30 años. Esta ayuda, acaba en diciembre y su renovación parece correr serio peligro.

La Renta Básica de Emancipación, de 210 euros mensuales, se ideo con el objetivo de que los jóvenes pudieran acceder a una vivienda en alquiler ante las dificultades de acudir al mercado inmobiliario para comprar una vivienda. El Consejo de la Juventud de España, según recoge 20 Minutos, ha mantenido conversaciones con todos los grupos políticos con la intención de trasladar las consecuencias negativas que tendría la supresión de esta ayuda, sin embargo, no han obtenido el compromiso de ninguno de ellos para mantenerla.

280.000 viviendas vacías
El perjuicio, en caso de que la ayuda no se prorrogara, afectaría a los jóvenes pero también a los propietarios. Estos últimos cuentan con beneficios fiscales si alquilan la vivienda a un joven que tenga la posibilidad de solicitar la Renta Básica de Emancipación.

Según las estimaciones del CJE, si la Renta Básica de Emancipación no se prorroga al finalizar 2011, 280.000 viviendas podrían quedar progresivamente vacías al ritmo en que los jóvenes fueran agotando el derecho a recibir esta ayuda; lo que supondría otro duro varapalo al ya maltrecho mercado inmobiliario español.

Un bien de acceso restringido
Y todo esto, en un momento en el que sigue siendo muy complicado el acceso a una vivienda en propiedad por parte de los jóvenes. Para el CJE, el sueldo mensual que tendría que cobrar un joven que quiera acceder a una vivienda digna debería rondar los 2.200 euros, una cantidad muy alejada de la realidad, en la que la mayoría de los menores de 30 años cobran sueldos que oscilan entre los 800 y los 1.000 euros.

Con estos ingresos mensuales, y siempre según el Consejo de la Juventud, los jóvenes solo pueden acceder a viviendas alquiladas de 45,4 metros cuadrados o, en caso de optar por la compra, a viviendas de 57,8 metros cuadrados. Y eso, a pesar de que las previsiones para los próximos meses indican que se producirá un descenso heterogéneo en el precio de la vivienda de entre un 5% y un 10%, según afirma Ángel Cano, consejero delegado del BBVA.

No obstante, y a pesar de esas previsiones de rebaja en el precio de los inmuebles, ya sean apartamentos en Cádiz o pisos nuevos en Alcaudete, parece complicado que los jóvenes puedan acceder a una vivienda digna en la actual coyuntura económica.




A %d blogueros les gusta esto: