Blog

Adicciones Digitales se suma al día internacional de Internet Segura


Se celebra el 9 de febrero bajo el lema “antes de colgarlo piénsalo”

El Día Internacional de la Internet Segura está organizado por Insafe, la Red Europea por una Internet Segura y se celebra todos los meses de febrero, siendo la de 2010 su séptima edición. El lema de este año es “piensa antes de colgarlo”, y pretende concienciar a los usuarios de la red, principalmente adolescentes, de que lo que se cuelga en Internet luego es imposible borrarlo. Nunca se sabe si antes de borrar un archivo que se ha subido, habrá alguien que lo haya copiado. O si, aunque nadie lo haya copiado, será posible borrarlo definitivamente.
Adicciones Digitales se suma a esta celebración, y para luchar contra estas situaciones, ofrece un catálogo de consejos y recomendaciones en su web (www.adiccionesdigitales.es) que van dirigidas tanto a los adolescentes como a los adultos. Según Juan Romero, Portavoz de esta organización, “pretendemos evitar que lo que hoy se cuelga en Internet pueda jugarnos una mala pasada dentro de unas semanas, unos meses o unos años, en el momento más inoportuno”. También ofrece un recorrido por esta problemática, para evitar problemas mayores, en su último libro, publicado en Internet, y que está dirigido tanto a padres como a adolescentes. Se trata de una obra en dos idiomas, castellano y lenguaje SMS, que se puede consultar en www.adiccionesdigitales.es/libro
Adicciones Digitales es una organización que imparte charlas y conferencias en colegios, centros sociales y empresas de toda España dirigidas a adolescentes y jóvenes, padres, profesores y profesionales en general, para mostrarles cómo hacer un uso saludable de la tecnología. También tiene presencia habitual en los medios de comunicación de Europa, América Latina y Norteamérica.
Y en todos los lugares los problemas a los que se enfrentan los adolescentes cuando se ponen delante del ordenador son prácticamente los mismos. Si bien es cierto que en las zonas cultural y económicamente más deprimidas esos problemas se agravan, porque los padres tienen un desconocimiento absoluto del uso de la tecnología. Muchos apenas saben enviar un correo electrónico, y otros ni tan siquiera eso.
“Por esa razón hay que prepararles e informarles de cómo utilizar la tecnología de forma racional, para que sus hijos hagan de ella un uso adecuado, que les sirva tanto para las tareas escolares como para los momentos de ocio, que todo es importante”.
El problema se puede plantear si consideramos que el ordenador ha penetrado muy rápidamente en los hogares y los padres no han sabido o podido reaccionar a tiempo. Según la Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de la Información y Comunicación en los hogares 2009, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística, de un total de dos millones y medio de niños que tienen entre diez y quince años, el 94‘5 por ciento ha usado el ordenador en los últimos tres meses, el 85‘1 ha utilizado Internet en ese mismo período y el 68‘4 dispone de teléfono móvil.
“Esto nos da una idea de lo profundamente arraigada que está la cultura tecnológica entre los niños y adolescentes españoles. Y lo que hay que lograr es que ese uso de la tecnología sea amigable y no se convierta en algo nocivo para ellos. Lo que se consigue utilizando el sentido común por parte de los chavales (algo bastante difícil de lograr) y de un control adecuado por parte de su padres”, concluye.