Blog

Alumbrado público de Iluminación led


En el Municipio de Naschel describen
la instalación del alumbrado
público con tecnología LED como
una manera de “adelantarse al futuro”.
Un futuro que tal vez parezca lejano
para pequeñas localidades argentinas
pero que ya es presente en Amsterdam,
Londres, Toronto, Dusseldorf, Osaka o
Viena, ciudades pioneras en la lucha
contra el cambio climático que están en
la constante búsqueda de la eficiencia
energética, en las que el calificativo
de “lumínicamente verdes” resume el
compromiso con los parámetros del
Protocolo de Kyoto.
Ese es el camino que emprendió la Intendencia
conducida por José Pedernera,
y que será trasladado a las señalizaciones de calles, oficinas públicas
e incluso semáforos, con más y mejor
luz, y un consumo 80% menor.
El jefe comunal y su equipo impulsaron
el proyecto junto a la empresa
SudAsia SA , www.ledalumbrado.com ,“para demostrar y ser
ejemplo de eficiencia y eficacia, tanto
energética como económicamente” a
través de la instalación de luminarias
LED en la red de alumbrado público.
El cambio “es un proyecto ambicioso,
aunque más que factible y rentable
para cualquier entidad pública. Si
tenemos en cuenta que las luces LED
generan un ahorro mayor al 80% en
el consumo energético, sumado a las
ventajas en prestaciones lumínicas y
a la no emisión de dióxido de carbono,
convierten esta decisión en una medida
de relevancia ecológica y económica
para todos los ciudadanos”, explicaron
los funcionarios.
El alumbrado de calles representa
una de las mayores partidas dentro
del consumo energético de cualquier
municipio, por lo que el notable ahorro
en la factura de luz “no es un tema para
dejar de lado”, destacaron en la Intendencia.
Y anticiparon que la propuesta
avanzará hacia otros factores de consumo,
ya que la señalización de calles
y las oficinas públicas también consumen
valiosos recursos energéticos.
La proyección es colocar tecnología
LED en semáforos, señales luminosas
como cruce de peatones y bombillas de
consumo reducido para oficinas, “que
no sólo reducen el consumo habitual
por sus excelentes prestaciones sino
también por la directa relación que
su uso tiene asociado al consumo de
aire acondicionado. Las luces LED son
frías y no generan calor alguno, esto
conlleva a un ambiente con menor temperatura
y por consiguiente un menor
esfuerzo de los sistemas de aire para
mantenerlos frescos”.
Las nuevas aplicaciones de esa tecnología
también se traducen en mayor
seguridad para peatones y conductores
al generar “más y mejor luz”. Además,
la durabilidad es cinco veces superior
comparada con el alumbrado tradicional,
algo que, según describieron
en el Municipio de Naschel, “significa
grandes beneficios a entidades públicas
que se traducen en un importante
ahorro para los contribuyentes”.




A %d blogueros les gusta esto: