Blog

Amigos de la Tierra demuestra que es posible reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 40% para 2020 en Europa


A una semana de iniciarse la Cumbre internacional sobre cambio climático en Copenhague, el Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo, en colaboración con Amigos de la Tierra Europa, presenta hoy un estudio que demuestra por primera vez que Europa puede alcanzar un objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero del 40% para 2020.

La investigación, titulada El papel de Europa en el Reto Climático: acciones internas y obligaciones internacionales para proteger el planeta [1] demuestra cómo Europa puede recortar sus emisiones internas en un 40% en 2020 y en un 90% en 2050 en relación a los niveles de 1990. Según la ciencia este es el objetivo mínimo en términos de escala y tiempo para poder evitar una catástrofe climática. Es además la manera de que Europa cumpla con su responsabilidad histórica de causar el cambio climático.

A través de un modelo exhaustivo que examina los diferentes sectores emisores, el estudio describe una hoja de ruta completa sobre cómo Europa puede conseguir estos objetivos mediante la combinación de mejoras en eficiencia energética, una retirada paulatina de combustibles fósiles paralela a un cambio hacia las energías renovables y cambios en el estilo de vida. Por ejemplo en materia de energía, el modelo plantea aumentar el porcentaje de energía renovable desde un 10% en 2010 a un 22% en 2020 y 71% en 2050. Los cambios de hábitos contemplados incluyen por ejemplo el incremento en el uso del transporte público y la implantación de vehículos eléctricos. En el escenario propuesto, los sectores que más contribuyen al descenso de las emisiones en 2050 son el transporte (aproximadamente el 30% de las reducciones), electricidad (25%) y calefacción (10%).

El informe calcula también el coste del escenario planteado: se estima que entre 2010 y 2020 los costes de mitigación en Europa corresponderían a un 2% del PIB europeo (111 billones de euros), lo que equivale a 2 euros por persona y día, tal y como se resalta en otros estudios sobre mitigación.

Estas acciones permitirían alcanzar una mayor igualdad entre los países europeos puesto que los cambios en los patrones de crecimiento económico ayudarían a cerrar la brecha entre las naciones ricas y las más pobres.

El Doctor Charles Heaps, científico del programa de energía y clima del Instituto de Medioambiente de Estocolmo, y autor principal del informe, declaró: “Nuestro análisis muestra cómo los recortes severos de emisiones son asequibles económicamente de aquí a 2050 incluso sin asumir grandes mejoras tecnológicas. La escala y el ritmo de los cambios podrían parecer desalentadores y efectivamente requerirán grandes cambios para la economía europea, pero el coste potencial de no hacer nada es tan grande que ésta es la única alternativa viable para el continente. ” El Dr. Heaps ha trabajado en política energética y cambio climático desde hace 20 años y ha desarrollado también el programa informático que se utiliza en el estudio.

Por otra parte, la investigación estima la parte de la financiación hacia los países del tercer mundo que sería justo que la UE asuma para que puedan combatir el cambio climático. En efecto, incluso alcanzando los objetivos planteados en este estudio, no conseguiríamos prevenir el peligro del calentamiento global. Por tanto, la UE y otros países responsables del calentamiento global deben apoyar a los países en desarrollo en su lucha contra el cambio climático. A la UE le correspondería aportar una financiación de entre 150 y 450.000 millones anuales hasta 2020 (entre el 1 y el 3% del PIB), lo que significa entre 1 y 3 euros diarios por persona.

Según Alejandro González, responsable del área de Cambio Climático y Energía de Amigos de la Tierra España: “Este estudio demuestra que Europa puede asumir la parte que le corresponde según un reparto justo de los recortes globales de emisiones. Una reducción del 40% para 2020 es económica y técnicamente factible sin recurrir a soluciones peligrosas o no comprobadas. Las propuestas políticas actuales no son suficientemente ambiciosas. Necesitamos un cambio profundo en la política y la determinación de los gobiernos europeos. La UE puede hacer estos recortes de manera que se mejore la calidad de vida de las personas en el continente y se asegure el derecho de las personas pobres del mundo al desarrollo sostenible.”

Para más información:

Alejandro González, responsable del área de Cambio Climático y Energía de Amigos de la Tierra: 91 306 99 00/21; 691 482 308.

Teresa Rodríguez - Prensa Amigos de la Tierra 680 936 327

Robert Watt, Head of Communications, Stockholm Environment Institute, +46 73 707 85 89, robert.watt@sei.se (en inglés)

Nota:

Podrá verse el informe en castellano el próximo viernes en www.sosclima.org

[1] El informe completo en inglés Europe‘s Share of the Climate Challenge: Domestic Actions and International Obligations to Protect the Planet se puede consultar en http://www.sosclima.org




A %d blogueros les gusta esto: