Blog

Colchones Viscoeláticos Arlanta


(Notas de Prensa) COLCHON
El colchón es una pieza cuadrilonga u objeto rectangular, almohadillado y flexible, que está compuesto por una funda de tela fuerte, con un relleno de material blando o elástico, como espuma, lana, aire, agua, látex, muelles u otros materiales blandos, cosido por todos sus lados y de tamaño proporcionado para dormir sobre él, que se encuentra generalmente sobre una cama y sirve para acostarse encima.

COLCHONES VISCOELASTICOS
Los colchones viscoelásticos o de espuma viscoelástica, están compuestos de diferentes densidades creadas con una espumación denominada de alta resilencia o HR (High Resilence), que abarca desde los 18kg/m3 en las versiones más básicas y llega hasta los 90kg/m3, en las más completas, según la densidad o firmeza que desee el usuario, lo que determinará que el colchón sea más blando o más duro, por lo que los estudios realizados al respecto, aconsejan una densidad media, que se acopla mas adecuadamente que una muy blanda o muy dura.
En el caso de que el colchón viscoelástico sea excesivamente blando, resultará un soporte insuficiente para nuestro cuerpo y también para la perfecta alineación de la columna. En el segundo caso, la gran dureza del material viscoelástico, puede hacer desaparecer la ingravidez que proporciona este material y desaparecerá por completo la traspiración del colchón ya que esta alta densidad no permite que el poro se abra y el aire circule.

COLCHONES
La historia de los colchones, se remonta a la antigüedad, cuando solo tenían una funda rellena con materiales orgánicos como hojas, paja, lana, etc. que por supuesto eran el hogar perfecto para ácaros, pulgas, chinches… esto obligaba a ventilarlos diariamente. Los primeros colchones que se popularizaron en Europa, hasta bien entrado el siglo XX, fueron los de lana.
Apareció la figura del colchonero, personaje muy popular, que era un profesional que viajaba por los pueblos, aireando, rellenando y ahuecando los colchones de lana.
Francia, lanzó en el siglo XVI el colchón de aire, que tuvo un cierto éxito por corto periodo de tiempo y que luego pasó a Londres en el siglo XVII. En este siglo, aparecieron en el Reino Unido, los primeros colchones de muelles, pero al tratarse de muelles cilíndricos, no se comprimían, sino que se inclinaban hacia los laterales.
En 1925 apareció en Estados Unidos uno de los colchones de muelles más populares, que se llamó Beautyrest. Los muelles cónicos facilitaron su comprensión vertical.
En nuestros días, los diferentes tipos de colchones van desde, el antiguo colchón de lana, reconvertido en plumas, pasando por los colchones de agua, aire, látex, viscoelástica, etc.

Website: http://www.arlanta.com




A %d blogueros les gusta esto: