Blog

Cómo colocar láminas decorativas para cristales


En la actualidad, muchas empresas, hogares y establecimientos comerciales se han decantado por colocar láminas decorativas para cristales para adornar sus espacios o escaparates y darles un toque más personalizado. Existen vinilos adhesivos con diferentes motivos y temáticas, ya que así cualquier negocio puede optar a ellos, incluso para decorar habitaciones infantiles u oficinas.

láminas decorativas para cristalesLos fabricantes de estas láminas para decorar cristales cada vez nos lo ponen más fácil para que podamos nosotros mismos colocarlas sin tener ningún tipo de problema ni dificultad. No hace falta ser todo un experto en estas cuestiones para conseguir un buen resultado, únicamente necesitas paciencia, tiempo libre y, por supuesto, los materiales y consejos adecuados. Así que no te des por vencido antes de empezar y anímate a darle un toque divertido al cristal que desees.

Los materiales que necesitarás para que te resulte más sencilla esta tarea serán: un pulverizador con agua jabonosa sin alcohol, líquido limpiavidrios, un raspador de vidrio, un cutter o bisturí, un limpiavidrios de goma y cinta adhesiva. Una vez que tengas el vinilo elegido, solo tienes que seguir las siguientes indicaciones y podrás presumir de cristales.

En primer lugar, es indispensable limpiar la zona donde se quiera colocar el vinilo para que no tenga suciedad, humedad ni ningún tipo de rugosidad, ya que sino las láminas para decorar cristales se acabarán despegando y no se verán bonitas una vez colocadas. Si tenemos restos de suciedad pegados los quitaremos con el raspador de vidrio hasta dejar el cristal completamente liso.

Después, toma bien las medidas del cristal que quieres decorar para marcar la lámina. Asegúrate de añadir dos o tres milímetros de más para que quede perfecto y no le falte ningún milímetro. Luego el sobrante lo cortaremos fácilmente con el cutter o bisturí.

Todas las láminas decorativas tienen una capa protectora para que mientras estamos colocándola no se dañe ni se raye. Bien, el siguiente paso será retirar esa capa de protección y pulverizar el cristal con agua jabonosa sin alcohol. Después colocamos sobre dicha superficie la lámina que queremos que decore nuestra ventana o escaparate.

Justo después de este paso tenemos que pasar el limpiavidrios de goma para desalojar el agua que hay entre la lámina decorativa y el vidrio. Los movimientos que hay que realizar con la espátula o limpiavidrios son siempre de arriba hacia abajo y del centro de la lámina hacia los extremos, para así hacer una buena barrida y no dejar ninguna burbuja dentro.

Y así de fácil es colocar cualquier lámina decorativa en una superficie de cristal. Lo único que debes tener en cuenta es que cualquier material que pongas en tu ventana siempre te quitará algo de luminosidad a la estancia, por lo que si no es tu objetivo elige decoraciones que dejen pasar la luz para que puedas aprovechar al máximo la iluminación natural.




A %d blogueros les gusta esto: