Blog

Como comprarse su propio Estado


Como comprarse su propio Estado
Los ricos del mundo parecen en camino de encontrar un nuevo interés: comprar su propia micro-nación

Empresas de Bienes Raíces como la Offshore World Inc, de Panamá, se lanzan al mercado de las micro-naciones, un mercado lucrativo para millonarios excéntricos.
El concepto de crear y vender nuevas islas se ha convertido en un punto focal de bienes raíces en Dubai. No obstante, países como Bahrein, Tailandia y Holanda han comenzado a seguir un camino similar. Las posibilidades de que estas naciones puedan ser vendidas como micro-naciones, con la libertad de autodeterminación, han creado una interesante oportunidad totalmente novedosa. Las islas del trópico lucen como las más populares. El reconocimiento oficial de las nuevas micro-naciones puede ser comprado, rentado como una opción en el paquete que están contemplando algunos agentes de bienes raíces. No pocos han visto con esto una oportunidad para evitar impuestos, mientras otros esperan convertir la experiencia en algo genuinamente interesante. Está claro que las nuevas y establecidas micronaciones ofrecerán mayores dividendos en inversiones que los bienes raíces en islas normales. El valor añadido se crea a través de los derechos suplementarios que aparecen unidos con la compra. El país anfitrión que vende las micro-naciones entonces se convertirá en anfitrión de todas las islas estados satélites que creen. En esta posición, la nación anfitriona tendrá la oportunidad de vender servicios como electricidad, agua, transporte para todos aquellos dispuestos a pagar por los principales servicios. El Instituto de Derecho Internacional declaró en una sesión en Bruselas, en 1936, lo siguiente: “el reconocimiento de una nueva nación es una decisión libre adoptada por una o varias naciones que corroboren la existencia en un determinado territorio de una sociedad humana, políticamente organizada, independiente de cualquier otra nación, capaz de cumplir con los requerimientos del Derecho internacional y que deciden hacer pública su decisión, al reconocer a la nueva Nación como miembro de la Comunidad internacional.”
Los ministros de asuntos exteriores de la Unión Europea establecieron un grupo de cuatro requerimientos el 16 de diciembre de 1991, que debían cumplir los nuevos Estados que emergían de la vieja Europa del Este y de la Unión Soviética para poder ser oficialmente reconocidos:
1) Respeto a todos los puntos del Capítulo de las Naciones Unidas (ONU), Acta final de la Cumbre de Helsinki y Capítulo de París para una nueva Europa
2) Garantizar los derechos para las minorías y otros grupos como parte de los acuerdos de la Conferencia de Seguridad y cooperación europea
3) Respetar la naturaleza inamovible de las fronteras nacionales que solo pueden ser cambiadas pacíficamente a través de un acuerdo común
4) Compromiso de alcanzar acuerdos comunes en todos los asuntos relacionados con las controversias regionales
Las naciones existentes pudieran buscar la compra de una micronación con el objetivo de extender su influencia en otras partes del globo terráqueo. No obstante, en el caso de que un gran número de familias acomodadas decidieran migrar a sus propias micronaciones, los gobiernos ya establecidos pudieran mostrar alguna preocupación.
Las Naciones Unidas han recibido decenas de peticiones para el reconocimiento de varias micronaciones a lo largo de los años. Estos pedidos son, por lo general, archivados y convenientemente olvidados.

Sobre la venta de micro naciones contacte info@offshoreworld.org (se requiere una copia de documento y un estado de cuenta bancario o similar como prueba de fondos. No contacten si esta documentación porque no se van a proporcionar informaciones.)




A %d blogueros les gusta esto: