Blog

Conil, un pueblo pesquero a caballo entre su arraigada tradición pesquera y el turismo


En la Comunidad Autónoma de Andalucía, concretamente en la provincia de Cádiz se encuentra el precioso pueblo pesquero de Conil de la Frontera.

Pese a que el turismo se ha colado en este bonito rincón de la Costa de la Luz y no es difícil encontrar hoteles con encanto en Conil, este mágico lugar sigue manteniendo presentes las tradiciones y costumbres pesqueras de antaño.

La Iglesia de Santa Catalina, la Torre de Guzmán o la Puerta de Cadiz son algunas de las visitas imprescindibles para los turistas que se encuentran alojados en alguno de los Hoteles de Conil. Tampoco pueden faltar los paseos por las estrechas calles del casco antiguo, en donde el colorido y aroma de los claveles y geranios envuelven al viajero que no puede dejar escapar una instantánea de ese hermoso lugar.

Tostarse al sol o darse un baño en las paradisíacas playas de arena blanca y agua azul turquesa de Conil es casi obligado, pues el pueblo tiene aproximadamente 14 kilómetros de playas, con alternativas más apropiadas dependiendo de la edad y los gustos del visitante.

La playa de la Fontanilla es conocida por ser centro del turismo familiar, mientras que en las Calas de Roche, Cala del Aceite o Fuente del Gallo, los más jóvenes podrán disfrutar de más privacidad y menos aglomeraciones.

Por si las playas no fueran suficiente dentro de los atractivos turísticos de este hermoso rincón de nuestra geografía, las personas que visiten la ciudad tienen alternativas de ocio tan interesantes como el buceo o el surf.

De igual manera, los amantes de las largas caminatas y el senderismo encontrarán interesantes rutas guiadas por la zona, una bonita manera de conocer los alrededores de Conil.

Otra opción son las rutas en bicicleta o a caballo, ya que los gaditanos son grandes apasionados de este animal y los centros hípicos han sabido convertir esta pasión en una forma de aumentar sus ingresos haciendo lo que más les gusta.

Con la noche como testigo, nada mejor que salir a pasear por el paseo marítimo de la villa y pararse a degustar algunas de las delicias gastronómicas del lugar, tales que los chocos en salsa o el rico pescaíto frito que tanto éxito tiene entre sus habitantes.

Para aquellos que están pensando en unas vacaciones de sol y playa, nada mejor que reservar un hotel en Conil, disfrutando así de la rica gastronomía gaditana, así como de la hospitalidad y amabilidad de sus gentes.




Tags: