Blog

Consejos para educar a un gato doméstico


(Comunicados de Prensa) Los gatos domésticos son mascotas maravillosas, pero no hay que olvidar que siempre es necesario brindarles un cuidado básico, sin importar que tan independientes sean. Si bien los gatos son animales verdaderamente autosuficientes, requieren atención de los seres humanos.

Algunas instrucciones sencillas sobre el cuidado de gato doméstico pueden ser de utilidad para garantizar que nuestra mascota esté en buenas condiciones físicas y anímicas.

En primer lugar, es importante que llevemos nuestro nuevo gato o gatito al veterinario para que éste pueda asegurarse de que el felino está sano. Ese es el momento adecuado para aplicarle las vacunas que corresponden a su edad y establecer el calendario de vacunación a seguir, lo cual nos evitará problemas en el futuro, ya que si nuestro gato se pone en contacto con otros gatos portadores de enfermedades, contará con las defensas adecuadas para evitar contagiarse.

Por otro lado, es necesario esterilizar a nuestra mascota tan pronto como tenga la edad suficiente, indicada por el médico veterinario. Un gato castrado evitará las grandes camadas de gatitos recién nacidos y huérfanos, y vivirá por más tiempo. Dos gatos, en un período de siete años, tienen el potencial para producir alrededor de 420000 gatitos. Muchos hogares por encontrar, ¿no es cierto?

Al adoptar un gato pequeño, es necesario que juguemos con él a menudo. Él ha dejado su ambiente de nacimiento y llegar a un lugar extraño con gente y muebles desconocidos puede resultarle muy abrumador. Al jugar con él creamos un vínculo, lo cual es una parte muy importante en el cuidado de las mascotas y durará para el resto de su vida.

Debemos acostumbrar a nuestro nuevo gatito a utilizar una caja con arena para gatos o piedritas sanitarias. Ni bien llega a nuestro hogar, debemos instruirlo en el lugar correcto para hacer sus necesidades. Tenemos que ser pacientes con su formación, y cambiar las piedritas de su caja dos veces por semana. De esta manera nos aseguramos que el felino esté limpio y tenga un “baño” agradable a su disposición.

Por más que el gato sea de interiores, no es recomendable extirparle quirúrgicamente las uñas. Puede resultarles doloroso, afectará su equilibrio y el nivel de confianza con el dueño. Es común que los gatos domésticos deseen rasguñar algo, basta con ofrecerles un tronco o un poste para que rasquen. Existen muchas alternativas para evitar que el felino se obsesione con los muebles y las cortinas, y la desungulación o extirpación de uñas no es una de ellas.

El gato en casa
http://www.elgatoencasa.com/




A %d blogueros les gusta esto: