Blog

Consejos para una mayor protección en el hogar


cámaras de seguridad y videovigilancia

La seguridad es lo que primero valoramos a la hora de elegir una vivienda. Poder estar en nuestro hogar y disfrutar de la máxima tranquilidad sin temor a que alguien rompa o perturbe esa serenidad no tiene precio. De ahí, que el sector de las cámaras de seguridad y videovigilancia haya despertado el interés de personas como nosotros, que buscan una mayor protección en el interior de sus viviendas. Esa alta demanda ha tenido como consecuencia la aparición en el mercado de nuevos sistemas y equipos de seguridad que incluyen todo tipo de prestaciones con el objetivo de satisfacer todas las exigencias de los clientes.

Podemos elegir entre los sistemas de cámaras de seguridad y videovigilancia más tradicionales hasta los más vanguardistas que permiten, entre otras cosas, un mayor control del perímetro, detectar cualquier movimiento y contactar directamente con los servicios de policía. Empresas como, por ejemplo, Tecnovoz cuentan con una multitud de aparatos y de cámaras de seguridad y videovigilancia de última generación, diseñadas para ofrecer a sus clientes una alta sensación de protección. También nos ayudarán y asesorarán de manera personalizada a la hora de elegir aquellos equipos que se adaptan mejor a nuestra situación.

Lo más reciente y novedoso en el terreno de las cámaras de seguridad y videovigilancia es el uso de los terminales móviles para controlar desde ellos y desde una serie de aplicaciones el funcionamiento de nuestra vivienda, como subir o bajar las luces y las persianas, ver en cualquier momento y desde cualquier parte lo que captan los monitores de nuestros sistemas de seguridad…

Pero además de invertir en los mejores equipos de seguridad y videovigilancia, debemos cuidar otra serie de aspectos que van más allá de instalar en nuestros hogares puertas blindadas o ventanas antirrobo. Estamos hablando de pautas preventivas que todos conocemos y que no debemos olvidar:

  • No abrir la puerta a ningún desconocido
  • No quedarnos a solas en el interior de nuestra casa con gente que no conocemos
  • Cerrar bien las puertas y ventanas cuando no nos encontremos en casa
  • Ocultar nuestras pertenencias de valor para que no estén a la vista
  • Avisar a los vecinos de confianza para que recojan por nosotros la correspondencia, avisándonos en caso de alguna anomalía
  • Todas las medidas son pocas cuando lo que está en juego es nuestra seguridad y la de los nuestros. Instalar alguno de estos mecanismos (cámaras de video, detectores de movimiento, detectores de gas…) se ha convertido en una inversión muy rentable que agradeceremos en el futuro, porque ya se sabe, más vale prevenir que curar.




    A %d blogueros les gusta esto: