Blog

Deja de Fumar Fumando ofrece una solución para cambiar un estilo de vida que cada vez más es rechazado por la sociedad y las Leyes Antitabaco.


Ni el frio o la lluvia detienen a los fumadores.

Deja de Fumar Fumando ofrece una solución para cambiar un estilo de vida que cada vez más es rechazado por la sociedad y las Leyes Antitabaco.

México, D.F., 18 de Septiembre de 2009-Todos los días, principalmente durante la noche, se puede apreciar a grupos de personas en las banquetas fuera de restaurantes, bares, antros y centros nocturnos de la Ciudad de México: todos fumando sin importar las bajas temperaturas de la madrugada o la lluvia, en vez de estar adentro cómodamente en compañía de los amigos o la familia. Los fumadores salen a disfrutar de un cigarro en medio del frío y el viento, de truenos y relámpagos; un cigarro que ya no es tan placentero, pues pierden el hilo de la conversación o el tono de la fiesta, las cuales, conversación o fiesta, no son tan amenas o divertidas sin un tabaco a la mano. En algunos casos, los encargados de las puertas de los establecimientos cuentan con vasos desechables para intercambiarlos por vasos de vidrio, a fin de que puedan fumar, tomar y llevar la fiesta a la acera. Paradojas del fumar: “Si salgo, no disfruto la velada; si no salgo, me siento incómodo, ansioso, incompleto”.

Actualmente con la Ley Antitabaco, la mayoría de los dependientes a la nicotina toman medidas extremas: algunos evitan salir de su casa si al lugar al que van está prohibido fumar; otros, solicitan “área de fumar”, que generalmente es el lugar más solicitado, apartado y poco confortable, en terrazas congeladas o sitios pequeños, donde apenas se escucha la música y la atención en el servicio es deficiente.

“Fumar es un placer”. En los años 50 era elegante y muy bien visto, hasta recomendado por los doctores, frase que utilizaban como eslogan algunas marcas de cigarro. Se permitía fumar en cualquier lugar. Hoy en día es totalmente lo contrario y lo que antes era “fashion”, ahora es un placer incómodo y hasta discriminatorio.

Los fumadores, o al menos una gran mayoría, conocen perfectamente lo nocivo para la salud que puede llegar a ser el tabaco, sin embargo, la adicción a la nicotina provoca una gran ansiedad física por fumar, que es activada por el cerebro; es una dependencia orgánica y psicológica, razón por la cual no hay forma alguna que los detenga.
Deja de Fumar Fumando (ddff) ofrece una solución para cambiar un estilo de vida que cada vez más es rechazado por la sociedad y las Leyes Antitabaco; es un programa de modificación de conducta, no farmacológico, que consta de 5 sesiones de una hora cada una, en la cual se brindan apoyos verbales, visuales, auditivos y psicológicos, mientras el participante fuma durante la sesión. Es una excelente herramienta para aquellos que desean dejar de sufrir las incomodidades que provoca tener que salir a fumar, además de optimizar su salud en todos los sentidos y que sus mejores días estén por venir…
www.dejadefumarfumando.com




A %d blogueros les gusta esto: