Blog

Demoliciones de edificios en un par de segundos


Para los trabajos de demoliciones y voladuras es importante y una opción inteligente contar con profesionales en la materia, ya que se trata de una actividad con un nivel de riesgo muy alto, ya sea por desplomes, por caídas de objetos o por golpes y cortes con herramientas. En función de la altura del edificio, el trabajo de demolición puede convertirse en un proceso complejo en el que se requieren no solo de una dirección y equipo técnico autorizado, sino también de unos medios y de una serie de maquinaria preparada para hacer más fácil toda la operación (grúas, excavadoras, topadoras, etc.).

demoliciones y voladurasEn el supuesto de construcción en altura la demolición con explosivos, que consiste en la detonación controlada de cargas explosivas colocadas de manera estratégica, se ha convertido en una alternativa, reduciendo considerablemente los tiempos de trabajo. Un ejemplo son los 30 segundos que tardaron en caer dos edificios de más de 100 metros de altura al sureste de China allá por la década de los 90.

Sin embargo, una de las demoliciones y voladuras que más impacto causó fue la del Singer Building, el edificio más alto demolido, de 47 plantas. Fue construido en la Ciudad de Nueva York en 1908 y derribado en 1967-68 para ser reemplazado por el One Liberty Plaza, donde se encuentran las oficinas administrativas del Nasdaq, Goldman Sachs y el Bank of Nova Scotia entre otras grandes empresas.

Pero, ¿cuáles son las razones para llevar a cabo demoliciones y voladuras de edificios? En el caso del Singer Building, los últimos dueños consideraron que no era rentable y la mejor solución para ellos era destruirlo. Las necesidades de un mejor aprovechamiento del suelo y los cambios rápidos que sufren algunas poblaciones son algunas de las razones. Sin embargo, algunas demoliciones y voladuras se deben simplemente al mal estado de las construcciones que se levantaron hace años.

Una estructura que no se encuentra en un estado óptimo puede suponer un peligro para los ciudadanos, para evitar riesgos, es necesario intervenir.

Empresas como AG Construcciones tienen experiencia en este campo, realizando un número importante de demoliciones, siempre con la máxima precaución. La seguridad es la clave para que tanto las demoliciones manuales, las demoliciones mecánicas, las de corte con diamante como las voladuras controladas se lleven a cabo con éxito y satisfagan las necesidades de los clientes.

Uno de los trabajos que realizó esta empresa y que todavía se recuerdan fue el derribo de 21 bloques de edificios en Loranca (Fuenlabrada, Madrid) de los cuales se extrajeron unos 500 mil metros cúbicos de escombros.




A %d blogueros les gusta esto: