Blog

¿El agua que bebemos o en el que nos bañamos es de calidad?


El 87 por ciento de los arenales españoles disfrutan de aguas de primera calidad. Una muy buena noticia para las personas que hayan decidido pasar sus vacaciones en la costa, siempre y cuando el tiempo acompañe. La mayoría de los estudios del agua de las playas son realizados por reconocidos laboratorios, especializados en control ambiental y agroalimentario, que utilizan para el análisis químico de los elementos a evaluar técnicas como la conocida espectroscopio de absorción atómicaespectroscopia de absorción atómica.

espectroscopia de absorción atómicaPero, ¿qué es eso de la espectroscopia de absorción atómica? Es un método que se emplea para saber cuál es la concentración exacta de un elemento metálico determinado en una muestra. Para poder analizar los constituyentes atómicos de la misma es necesario atomizarlos. De ahí su nombre. La técnica de atomización más utilizada es la absorción atómica con llama, y lo que hace es nebulizar la muestra y luego diseminarla en forma de aerosol dentro de una llama de aire acetileno u óxido nitroso-acetileno.

Un proceso que, a simple vista y para las personas que no están relacionadas con estos términos, como el de la espectroscopia de absorción atómica, puede resultar difícil de entender. Por este motivo, es un trabajo que deben realizar siempre profesionales con el máximo rigor.

La espectroscopia de absorción atómica se lleva a cabo para el análisis de aguas, como ya hemos señalado, pero también para el análisis de suelos, en el sector de la bioquímica, toxicología, industria farmacéutica, alimentaria y un largo etcétera.

Además de para medir la calidad de las aguas de nuestro ríos y playas, sirve para evaluar si el agua de fuentes y embalses es apta para el consumo humano, o si un terreno está listo para poder cultivar.

Tal es la eficacia de este método llamado espectroscopia de absorción atómica que puede utilizarse incluso para analizar la concentración de más de 62 metales diferentes en una mezcla. Ya en el siglo XIX se utilizaba este procedimiento, aunque no fue hasta la década de los 50 cuando un equipo de químicos de Australia consiguió desarrollar las bases modernas de esta técnica que ha llegado hasta hoy.

En España, concretamente en Aragón, hay un laboratorio que cuenta con un espectroscopio de absorción atómica, Eolisa. Comprometido con su labor, está acreditado por la ISO 9001 y trabaja para conseguir la certificación ISO 17025. Incluye además un servicio de asesoramiento como complemento a su trabajo de análisis.

Para cualquier otra duda sobre este método de análisis, entra en su página web.




A %d blogueros les gusta esto: