Blog

El balón intragástrico revela su eficacia para perder peso


La implantación del balón intragástrico ofrece la oportunidad de perder hasta 30 kilogramos en seis meses.

DIGESTIVO LOPEZ NAVA es el equipo médico con mayor experiencia europea en tratamiento con balón gástrico.

Ejercicio, dietas, privaciones... Los sacrificios que en muchas ocasiones son necesarios para perder peso no siempre son fácilmente asumibles, y no siempre ofrecen los resultados esperados. Cuando los tratamientos nutricionales y farmacológicos no han funcionado y no se desea recurrir a la cirugía, especialmente en casos en los que el exceso de peso supera los 20 o 25 kilogramos, cabe no obstante la posibilidad de acudir al implante del balón intragástrico, un método de adelgazamiento progresivo con el que el equipo Digestivo López-Nava (Hospital Universitario Madrid Sanchinarro) ha atendido ya a más de 2.000 pacientes*, siendo en la actualidad el equipo médico con mayor experiencia europea en tratamiento con balón gástrico.

El tratamiento, que se diseña desde una óptica multidisciplinar que implica el concurso de médicos especialistas en aparato digestivo, endoscopia, endocrinología, psicología y psiquiatría, tiene como objetivo hacer que la pérdida de peso se lleve a cabo de modo paulatino para que pueda ser asimilada de forma óptima por el organismo, consiguiendo una reducción de hasta 30 kgs. en un período de seis meses. La implantación del balón intragástrico, un dispositivo de silicona que ocupa parcialmente el estómago y que al restringir su capacidad provoca en el paciente una sensación precoz de saciedad, se realiza por vía bucal, sin cirugía, en un procedimiento de no más de 30 minutos de duración tras el cual únicamente deben transcurrir dos o tres horas antes de regresar a casa. Los resultados son claramente apreciables a partir de la primera semana.

Durante los seis meses en los que el balón intragástrico permanece en el estómago, el paciente debe seguir la dieta prescrita por los expertos profesionales del equipo médico del Dr.López-Nava, sometiéndose a controles periódicos de endocrinología y nutrición que estudian sus hábitos alimenticios para reeducar su conducta y conseguir que, una vez retirado el dispositivo, la pérdida de peso se mantenga o incluso se incremente. El Dr. López-Nava, es director del equipo médico de balón intragástrico, especialista en aparato digestivo y endoscopias del Hospital Universitario Madrid Sanchinarro y profesor de medicina en la Universidad San Pablo CEU.

*Resultados publicados en estudio internacional sobre balón gástrico. Ref. Obesity Surgery Marzo 2010

www.digestivolopeznava.com




A %d blogueros les gusta esto: