Blog

El control del agua


Gracias a la reciente actualización del Telemando, realizada por la empresa Dinalan, una única persona puede controlar toda la red de abastecimiento del Consorcio de Aguas de Bilbao Bizkaia.

Controlar los elementos o, mejor dicho, el líquido elemento, hacerlo desde un único punto de vigilancia y por una sola persona. No se trata de ninguna fuerza superior de la naturaleza, sino de un moderno y potente sistema llamado Telemando que se ha instalado en la estación de tratamiento de aguas potables de Venta Alta, en la localidad de Arrigorriaga, para vigilar e intervenir en red de abastecimiento que suministra agua potable a la mayor parte de Vizcaya.
Tras su reciente actualización realizada por Dinalan, una empresa de Llodio especializada en el software industrial, desde este punto se obtiene una información precisa y actualizada de todos los elementos que componen las diferentes estaciones con las que cuenta el Consorcio de Aguas de Bilbao. El resultado es un seguimiento permanente y en tiempo real sobre millones de litros.
Pero además se consigue gobernar eficazmente el agua que sofoca la sed de alrededor de un millón de vizcaínos, es decir, de todos aquellos que viven en alguno de los 72 municipios que se encuentran integrados en el Consorcio.
VISUALIZACIÓN
El Telemando actualizado por Dinalan se materializa en un puesto de control con varias pantallas. En ellas se visualiza la información que se recibe de una manera muy grafica e intuitiva y permite acceder a cada uno de los puestos clave que componen la red de abastecimiento para su manejo y control. Estos puntos se clasifican en:
-ETAP o Estaciones de Tratamiento de Aguas Potables. Hay cinco plantas en las se potabiliza: Venta Alta en Arrigorriaga, Basatxu en Barakaldo, Lekue en Galdakao, Garaizar en Durango y San Cristóbal en Igorre. Entre todas al año se tratan hasta 111millones de metros cúbicos.
-Derivaciones.
-Presas o embalses. Ullibarri-Ganboa y Santa Engracia pertenecen al sistema del Zadorra y almacenan el 90% del agua que el Consorcio de Aguas distribuye, que se complementa con otras aportaciones secundarias como los pantanos de Oiola, Artiba y Nocedal en el sistema Kadagua; los embalses de Lekubaso y Zollo, en la cuenca del Nervión-Ibaizabal; San Cristóbal en Arratia; y los recursos subterráneos del monte Oiz en el Duranguesado.
-Depósitos. Existe una red de 40 depósitos reguladores
-Bombeos. Hay 37 bombeos de impulsión que permiten la llegada a hogares, industrias y comercios a través de 400 kilómetros de tuberías.
Dentro de cada uno de ellos hay muchos elementos que les permiten funcionar, de hecho el Telemando gobierna alrededor de 1.800 objetos de los que se historian por el momento unas 1.000 señales, aunque el sistema es capaz de llegar hasta las 25.000. A partir de estos datos se pueden elaborar informes que permitan disponer de un mayor conocimiento del comportamiento de la red de abastecimiento y, por tanto, prever actuaciones para situaciones concretas.
La forma habitual de trabajo con el Telemando es en manera automática, ejecutando las órdenes de forma remota a partir de la información recogida, pero si se estima necesario cabe la posibilidad de pasar a manejo manual “in situ”, es decir, directamente en el lugar donde se encuentra el elemento a manipular.
COMUNICACIÓN
Uno de los ejes en los que se basa la eficacia del Telemando es la constante comunicación de los equipos que con forman la red con la sede central de control. Con ello se consigue saber si existe algún fallo, alarma, o simplemente conocer los parámetros en los que se encuentra cada deposito, bomba, válvula,… permitiendo así actuar de forma remota sobre cualquier punto sin necesidad de contar con un operario que realice allí mismo tanto labores de verificación o revisión, o que directamente ejecute órdenes. Por eso, el mantenimiento de una buena comunicación es básico para el Telemando ya que consigue “ver” y “actuar” sin estar físicamente presente.
Con esta premisa, se han actualizado las instalaciones del Telemando teniendo en cuenta que esta transmisión de datos y órdenes debía garantizarse mediante la redundancia de diferentes sistemas en todos aquellos puntos en los que materialmente fuera posible. Así, se ha optado distintas formas de comunicación:
-Radio.
-ADSL , línea digital de alta velocidad para la transmisión de datos.
-GPRS, servicio de datos móvil orientado a paquetes.
No todos los medios están en todos los puntos pero allí donde ha sido posible se ha colocado más de uno, de manera que si la principal falla entra en funcionamiento la secundaria con lo que la comunicación seguirá produciéndose sin incidencia apreciable.
De hecho, al diseñar el mapa de comunicación, se detectó la necesidad de construir una nueva red de radio privada, homologada por el Ministerio correspondiente, y para la que ha sido necesario colocar dos repetidores: uno en Artxanda y el otro en Argalario.
Otras de las ventajas de cara a futuro de esta nueva actualización del Telemando es que se trata de un sistema de fácil escalabilidad, es decir, que puede crecer e integrara nuevos equipos de una manera muy sencilla.
Los trabajos de diseño, creación e implantación han ocupado a los técnicos de Dinalan durante 2 años. Un proyecto realizado a través de la modalidad “llave en mano” que ha contado con un presupuesto de 1,2 millones de euros distribuidos en partidas como instalaciones eléctricas; materiales y PLC‘s; software y puesta en marcha.

DINALAN
Polígono Arza, 7-2ª Planta. C/Tres Cruces,s/n
01400 Llodio. Álava
T. 94 672 74 72
F. 94 672 79 06
www.dinalan.es




Tags: ,

A %d blogueros les gusta esto: