Blog

Errores frecuentes al escoger una residencia de mayores


residencia Bilbao
No son pocas las personas que buscan una residencia en Bilbao, Madrid o cualquier otra ciudad para recibir los cuidados y atenciones que precisan porque no puede valerse por sí mismo. En otras ocasiones, será un miembro de su familia el que requiera este servicio. Por suerte, hoy en día existen muchos centros que cuentan con los profesionales más cualificados y las instalaciones más completas e integrales.

Sin embargo, a la hora de elegir uno de estos centros, se cometen una serie de errores y fallos que son importantes subsanar para acertar de pleno con la decisión.

Lo primero que tendremos que pensar y reflexionar es si verdaderamente se necesita acudir a una residencia en Bilbao, Madrid u otra ciudad. Existe una falsa creencia por la que una persona mayor debe ir obligatoriamente a un centro de este tipo. ¿Eso es así? Para nada. De hecho, con el aumento en la calidad de vida, muchos ancianos todavía pueden valerse por sí mismos con un poco de ayuda y apoyo de su familia. También existe la posibilidad de acudir a centros de día, teleasistencia o ayuda a domicilio.

Una vez que se ha pensado y decidido que la residencia es la mejor opción, habrá que iniciar un proceso de búsqueda que bajo ningún concepto puede simplificarse a “quedarse con la primera”. En una decisión tan importante, es fundamental tomarse algo de tiempo, valorar las diferentes opciones, los pros y los contras de cada una para acertar con la decisión.

Un error que se suele cometer es el de crearse falsas expectativas con estas residencias. Se ha de tener claro que son sustitutos del hogar donde las personas mayores recibirán servicios de apoyo, médicos y sanitarios, pero para nada es sinónimo de hospital, donde recibirían una atención completa, integral y constante.

Es preciso ser consciente también que la entrada y salida en estas instalaciones es libre, excepto en los casos en los que se corra cierto peligro. Por eso, no se puede impedir que una persona salga de él durante el día sin supervisión.

Por eso, antes de firmar ningún contrato en algún centro de mayores en Bilbao, Madrid u otra ciudad, hemos de leernos detenidamente el reglamente de régimen interno.

En último lugar, entre los errores más importantes a la hora de escoger una residencia, aparece el hecho de tener en cuenta la voluntad de la persona que ingresará en ella. ¿Realmente quiere? ¿Se opone? En este supuesto, hay ejemplos de todos los tipos, desde un anciano que no quiere ser molestia para su familia como aquellas personas que prefieren cuidar de sus mayores aunque les lleve todo el día. Lo mejor será hablarlo y consensuarlo.




A %d blogueros les gusta esto: