Blog

Gripe A y protección respiratoria


En las últimas semanas, los informativos de televisión, las páginas de los periódicos y los medios digitales de comunicación, se han llenado de  imágenes de personas con mascarillas que se tapan boca y nariz par esquivar la gripe A que nos ataca en estos momentos a nivel mundial. Nos vemos en la obligación de advertir que el uso de este tipo de mascarillas que tanto se ven, las de tipo quirúrgico, es inútil.
Algunos expertos afirman que su uso es contraproducente puesto que hacen que quien las usa se lleve más veces las manos a la cara, un gesto peligroso que incrementa la exposición al virus. Además, su uso puede proporcionar al que la lleva puesta una sensación de protección que le haga bajar la guardia con otras precauciones.
La protección de las vías respiratorias no es un mundo tan complejo. Y menos todavía el tema de las llamadas mascarillas desechables.
Las que se ven por televisión y en la mayoría de las fotos de los medios son de quirófano. Este tipo de mascarillas están diseñadas y homologadas para  proteger al paciente de los virus del cirujano que le opera (grosso modo para hacerme entender)
Las mascarillas de protección respiratoria autofiltrantes están diseñadas y homologadas para proteger de "fuera a dentro", protegen al usuario de su entorno más inmediato. Son del tipo que usa los alérgicos para protegerse del polen.
Pero este tipo tiene tres grados de protección: FFP1, FFP2 y FFP3. Para  protegernos de la gripe A necesitaríamos utilizar mascarillas que tengan la homologación, por lo menos, FFP2, nunca una mascarilla quirúrgica, que solo valdría para que una persona infectada no transmita al exterior agentes infecciosos.
Agradecemos a los técnicos de Esparta por estas precisiones.