Blog

Halógenos infrarrojos


(Comunicados de Prensa) Radiación térmica instantánea.

La empresa Termigo microclimas propone esta solución económica, ecológica y segura como alternativa a las tradicionales estufas de gas.

Con la nueva normativa que restringe el poder fumar en el interior de locales, restaurantes, bares, cafeterías, etc., el confort de los fumadores está en riesgo y dejado en manos de la climatología. Es por ello que resulta indispensable adecuar las terrazas para ofrecer atención a los fumadores y facilitar su adaptación a la nueva normativa.

La revolucionaria tecnología de la radiación infrarroja de onda corta de los radiadores eléctricos ofrece un calor agradable tan pronto estos se conectan.

La fuente de calor de alta frecuencia atraviesa el aire sin calentarlo, de modo que calienta aquellas zonas donde se necesita calor - personas, objetos y materiales irradiados - de forma efectiva, económica y dirigida. Y ello ocurre sin el habitual precalentamiento y sin los costes asociados, así como sin las pérdidas de calor por circulación o ascenso de aire, habituales en otros tipos de calefacción.

¿Por qué onda corta?

Básicamente puede afirmarse lo siguiente: cuanto más corla es la longitud de onda, tanto mejor atraviesa el aire. La radiación infrarroja de onda corta genera calor por calentamiento del cuerpo sobre el que incide, sin calentar con ello el aire circundante. Un buen ejemplo de este modo de actuar es el efecto que se produce cuando se pasa de la sombra a la luz del sol. Si bien la temperatura ambiente es la misma, se tiene la sensación de una temperatura mucho más elevada bajo la incidencia directa de los rayos solares. Este fenómeno permite, por ejemplo, tomar el sol en una pista de esquí, aún con una temperatura ambiente muy baja.
Por el contrario, la radiación infrarroja de onda larga no produce este efecto, sino que calienta el aire circundante, de modo que necesita mucho más tiempo para dar una sensación de calor.

¿Por qué calor con infrarrojos?

1. Aunque sea necesario aumentar el número de calefactores, el resultado obtenido es siempre ECONÓMICAMENTE VENTAJOSO.
2. El calor por lámparas infrarrojas NO OCUPA ESPACIO y no entorpece la colocación de mesas y sillas.
3. NO NECESITA MANTENIMIENTO como los sistemas de gas.
4. NO PRESENTA EL PROBLEMA DE STOCK y ABASTECIMIENTO de las botellas de gas.
5. Es un CALOR LIMPIO pudiéndose emplear también en ambientes cerrados sin ningún riesgo.
6. Es un CALOR INMEDIATO y SIN PRECALENTAMIENTO, solo se conecta cuando hay clientes y solamente si es necesario.




A %d blogueros les gusta esto: