Blog

Hilos tensores en un centro de estética


Hoy en día, uno de los tratamientos más demandados en centros de estética en Tenerife o en otras ciudades son los hilos tensores. Se trata de una forma de poder evitar que la piel vaya perdiendo tirantez, derivando en las tan temidas arrugas y marcas de expresión. En definitiva, se trata de un arma para la lucha contra los signos de la edad.

Un tratamiento con hilos tensores permite al paciente rejuvenecer el rostro, ya que consiguen un efecto muy parecido al de un lifting, obteniendo una mejoría notable y palpable en la tensión de la piel, luciendo con una mayor vitalidad y, por consiguiente, más radiante.

centros de estética en TenerifeOtro efecto de este procedimiento que ofrecen los centros de estética en Tenerife o en otras ciudades es la posibilidad de que el propio organismo recupere la capacidad para producir colágeno. Este componente es fundamental para la piel, puesto que interviene decisivamente en su firmeza o tensión.

Pero, ¿de qué están compuestos estos hilos tensores? Básicamente de polidioxanona, un material totalmente biocompatible que ayuda a tensar la zona tratada. Los pacientes no han de preocuparse por nada, ya que está comprobado que no produce ningún tipo de alergia, ni rechazo.

Antes de comenzar un tratamiento de esta clase, el paciente ha de ser obligatoriamente examinado por un profesional. Es la única forma de poder valorar las posibilidades que ofrecen los hilos tensores, así como los resultados que se pueden obtener de una forma factible.

Algunas de las principales características de este tratamiento son su rapidez, su gran seguridad para el paciente y, sobre todo, su eficacia. La duración de una sesión no suele excederse más allá de los 30 minutos, y siempre dependiendo de la cantidad de hilos que se vayan a colocar.

Además, se utilizará siempre anestesia local, por lo que no existirá posibilidad alguna de notar molestias o daño. La razón para no utilizar anestesia general es que los hilos tensores no son un tratamiento invasivo, por lo que no resulta necesario una sedación completa.

Eso sí, los tratamientos han de ser realizados por especialistas en clínicas de estética en Tenerife o en cualquier otra ciudad. Es la única forma de garantizar la seguridad constante para el paciente y la obtención de los resultados obtenidos.

Por último, en lo que se refiere a la recuperación, los pacientes podrán reanudar muy pronto su vida normal. Es común que en los primeros días, alrededor de 10, se sienta la zona algo inflamada. Pasado este tiempo, estos síntomas comenzarán a remitir solos.




A %d blogueros les gusta esto: