Blog

Impulso a las Redes de Climatización Urbanas (2ª Parte)


(Comunicados de Prensa) En los últimos años se está produciendo un incremento en el número de redes de climatización urbanas en todo el territorio español. Ante este inminente aumento del uso de esta tecnología se hace necesario el estudio del marco legislativo en el que se engloba para, de esta forma, poder estudiar el alcance de la misma, las limitaciones y las oportunidades de desarrollo. Es en este ámbito de estudio en el que se enmarca el proyecto europeo Ecoheat4EU en el que AIGUASOL ha participado en representación de España.

El proyecto nace en junio del 2009 como producto de la necesidad de la realización de un estudio del actual estado del arte de las redes de climatización urbanas en el ámbito europeo, centralizando el estudio en la legislación referente a las mismas. Como resultado del proyecto se pretenden obtener una serie de recomendaciones y hojas de ruta en función del país y nivel de desarrollo de la tecnología así como un barómetro de las redes de climatización urbanas en los países participantes. La finalización del mismo se da en junio del 2011.

En el proyecto hay 14 países participantes clasificados según el estado de esta tecnología como países de nuevo desarrollo, renovación, expansión y consolidación de la tecnología, España se encuentra dentro de los países de nuevo desarrollo de la tecnología.

Dentro del marco de trabajo se encuentran dos fases claramente diferenciadas. La primera se define como una fase de recogida de información y análisis de la misma de forma individual dentro de cada país y de forma conjunta por el total de los países participantes. La segunda fase del proyecto consiste en la realización de documentos de recomendaciones en función del resultado del trabajo del proyecto.

Dentro de la primera fase del proyecto, consistente en el estudio y análisis de la legislación relativa tanto de forma directa como de forma indirecta a las redes de climatización de distrito, y dado que no existe actualmente legislación alguna referente a las redes de climatización de distrito a excepción de su aparición en las líneas de subvenciones de eficiencia energética de algunas comunidades autónomas, se realiza un estudio del estado del arte de las mismas en España, resultado del cual se extrae que hay únicamente 16 redes de climatización urbanas en todo el territorio estatal lo que explica claramente la falta de legislación al respecto pero se denota una tendencia al alza, dado el actual número de redes en desarrollo a 10 años vista.

El objetivo del proyecto es incentivar el desarrollo de redes de climatización urbanas cabe detectar por lo tanto las principales necesidades existentes. Se identifican éstas como cambios en la actual legislación, siendo necesario de igual forma un cambio social en la visión de este tipo de sistemas, apelando al sentimiento de propiedad comunitaria y tomando como lecciones aprendidas los casos fallidos que ha habido actualmente mediante una difusión de la tecnología dado el comprobado funcionamiento de la tecnología.

Un punto fundamental que actúa como barrera en la realización de las redes de climatización urbanas es la elevada inversión de la instalación producida principalmente por las obras de distribución de la red hacia los puntos de consumo.

Así pues, la finalidad de la hoja de ruta realizada para España es la de marcar una pautas para intentar superar estas barreras a corto, medio y largo plazo distinguiendo tres puntos principales sobre los que actuar.

En primera instancia se pretende superar la barrera social implantada por el desconocimiento de las mismas dando a conocer, en primer lugar, los sistemas a la población para adquirir de esta forma un sólido conocimiento de los mismos implementando formación sobre este tipo de sistemas en programas oficiales de educación, cursos y/o postgrados para finalmente asentar los beneficios de los sistemas tanto a nivel energético como económico.

En segundo lugar, y relacionado con el aspecto social, es necesario un reconocimiento de las redes de climatización de distrito mediante la realización de documentos reconocidos para la certificación de edificios conectados a la red y la inclusión dentro de los planes energéticos y urbanísticos considerando estos sistemas como una infraestructura más.

Para conseguir estos dos objetivos es siempre necesaria una implicación política positiva dando apoyo a los sistemas desde los centros de desarrollo urbanístico y legislativo, de esta forma, se facilitaría por un lado, la tramitación legal de los sistemas considerando las redes como una medida de eficiencia energética aplicando también, por otro lado, reducciones fiscales en las diferentes fases del sistema, realizando, siempre que sea posible, nuevos sistema así como optimizando los existentes.

Como conclusión del trabajo realizado en el proyecto, se define como la principal estrategia para incentivar la realización de redes de climatización urbanas, la implicación política en el desarrollo y difusión de este tipo de proyectos dada la elevada involucración del suelo urbano, infraestructura, licencias y programas de desarrollo de energías renovables y eficiencia energética. Así pues, el principal motor para la inclusión de esta tecnología en el panorama energético estatal sería el definirlo dentro de un plan energético nacional dando las pautas para la valorización de la viabilidad de los sistemas a nivel económico y energético lo que daría pie a la instauración de los sistemas de climatización urbana como una infraestructura más allanando así el camino hacia un futuro energéticamente sostenible.

Departamento técnico
AIGUASOL




A %d blogueros les gusta esto: