Blog

Interpretando el comportamiento de nuestro gato


(Comunicados de Prensa) Los problemas de comportamiento de los gatos son una causa común de preocupación para muchos dueños de estas mascotas. Muchos dueños pueden identificar conductas anormales en sus felinos, pero el definir concretamente qué es un “comportamiento normal” puede ser de gran ayuda.

Por lo general, la “mala conducta” es la causa principal del abandono de los gatos en refugios o en la vía pública. Los conflictos más habituales en la convivencia con un felino tienen que ver con la agresividad y con el uso de la caja de arena o bandeja sanitaria, en los que para muchos propietarios llega un punto en el que creen que lo han intentado todo y no pueden tolerar más el problema, y se ven llevados por esta frustración e incomodidad a abandonar a su mascota.

En esta situación debemos recordar la responsabilidad que tenemos como propietarios, y profundizar en aquellas situaciones conflictivas que se generan con nuestras mascotas. Es de suma importancia entender y aprender a diferenciar entre un comportamiento normal de nuestro gato y una actitud atípica o extraña, que puede tener su origen, por ejemplo, en una patología, o en otro problema subyacente que debemos contribuir a solucionar.

Los gatos suelen tomar varias comidas pequeñas al día. Normalmente, el tamaño de cada una de sus ingestas oscila entre los 10 y 20 gramos, que equivaldría a la ingesta de distintas piezas de caza durante el día, por lo que de esto podemos comprender este hábito, y entender que su digestión se ve facilitada al comer varias veces en el día, en poca cantidad.

También debemos considerar que a los gatos les encanta tomar siestas durante el día y la noche, aunque suelen ser muy activos durante las horas de oscuridad. Algunos dueños inexpertos suelen preocuparse cuando su gato duerme todo el tiempo. Aunque a veces puede haber algún problema de índole médica, en la mayoría de los casos se trata sólo de un comportamiento normal del gato.

Los gatos acostumbran a cubrir sus heces en la caja de arena. Muchos dueños de gatos se preocupan cuando el suyo no lo hace. Es que la mayoría de los gatos aprende a hacer esto de sus madres, por lo que si el gato ha sido criado solo desde muy pequeño, es posible que no haya adquirido ese hábito.

Al conocer qué se entiende por un comportamiento de los gatos normales es posible identificar un comportamiento atípico en nuestra mascota. Interesándonos por el desempeño de nuestro felino podremos apreciar la complejidad de su personalidad en toda su extensión.




A %d blogueros les gusta esto: