Blog

La educación en México atiende al 3D: Discriminación, Desigualdad y con Deserción Escolar.


Así describió al Sistema Educativo Nacional, el investigador del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, Christian Rojas, al presentar su diagnóstico frente al Relator de la ONU para la educación, Vernor Muñoz.
Ciudad de México (17 de febrero de 2010).- En una reunión llevada a cabo en las oficinas del Alto Comisionado de la O.N.U. en Polanco, el especialista en educación, Christian Rojas, denunció que en nuestro país la pobreza y la exclusión social permean la posibilidad de que miles de niños indígenas, discapacitados, jornaleros y de la calle, tengan un mejor futuro pues “el gobierno mexicano aplica programas compensatorios con presupuestos raquíticos y sin vinculación alguna con el sistema educativo formal”.
Señaló que los Estados de Chiapas, Guerrero, Veracruz, Oaxaca, Hidalgo Durango y Puebla, donde existe población indígena, presentan un grado mayor de pobreza y discriminación educativa, pues únicamente el 40% de la población de un total de 12.7 millones, no asiste a la escuela, y quienes sí lo hacen, el 62% de ellos no termina su educación primaria.
Además, resaltó que la pobreza en cualquiera de sus manifestaciones (alimentaria, patrimonial y de capacidad) repercute en la posibilidad de que los padres de familia tengan un ingreso fijo y formal, trayendo como principal consecuencia que el gasto familiar se vea reducido de manera importante, afectando sobre todo, la alimentación y el desarrollo infantil. Como ejemplo de ello, el investigador, subrayó que en nuestro país “los menores en situación de pobreza tienen una talla menor en 33.2% a la media nacional.”
Por otra parte, en el tema de deserción escolar, señaló resultados positivos en el Estado de Nuevo León y en el Distrito Federal donde hay avances importantes, pues cerca del 91.9% de los niños terminan la educación primaria. Sin embargo, en Estados como Durango, Chiapas, Guerrero y Oaxaca, presentan un mayor índice de reprobación y sobreedad en la asistencia a los cursos escolares siendo las niñas, las principales víctimas.
Por último, Rojas describió que durante el sexenio del Presidente Calderón, el atraso educativo se ha visto incrementado en comparación a hace diez años, pues “el rezago persistente en educación secundaria durante el ciclo escolar 2000-2001 era de 46.65% y durante el ciclo escolar 2008-2009 pasó a 51.94% y desafortunadamente, esta cifra podría incrementarse al final del sexenio, lo que representaría el mayor fracaso del Sistema Educativo Nacional”, sentenció.