Blog

LA EMPRESA TECNICA “CERTUM S.A.” OBLIGADA POR SU ACCIONARIADO A LA EXTINCIÓN VOLUNTARIA


(Comunicados de Prensa) CERTUM, S.A., empresa participada en su accionariado por 31 de las principales CAJAS DE AHORROS de España, al que acompaña también Caser Asistencia, S.A. y Tinsa Tasaciones Inmobiliarias, S.A., entra en CONCURSO VOLUNTARIO DE ACREEDORES con la finalidad de liquidar la Compañía.

Tras más de diez años de servicios prestados a sus clientes, en el ámbito de la arquitectura e ingeniería, en los que llegó al mas alto reconocimiento como Organismo de Control Técnico, parece que el futuro de la compañía Certum S.A. ha llegado a su fin.

El descenso en estos dos últimos años del beneficio lucrativo generado en comisiones de contratación para sus accionistas, unido al balance que presenta su cuenta de resultados en los últimos 10 meses, que sitúan sus perdidas en unos 2.200.000 €, han llevado a su accionariado, con su presidente a la cabeza, D. Álvaro Arveló Hernández, a decidir un precipitado cierre completo de la actividad.

Pasados los tiempos de bonanza de la “industria del ladrillo”, en la que la compañía llego a tener mas de 500 empleados y facturar casi 30.000.000 de Euros en 2007, de los que mas de 2.500.000 € fueron para sus accionistas en forma de comisiones de contratación, su accionariado ejecutó un agresivo plan de reducción de la plantilla, mediante dos ERES y diversos despidos objetivos, que dejó en unos 220 el número de empleados actuales.
Estas medidas olvidaron un congruente plan de negocio y una reducción de los gastos y organización estructural, que adaptara la dimensión y organización de la empresa al panorama ajustado de oferta que se avecinaba.

Con este escenario, diferente al filtrado estos días en los medios de prensa, el Consejo de Administración que representa al accionariado de Certum, sin aportar soluciones ni admitir responsabilidades, pretenden justificar el precipitado cierre de la compañía. En lugar de resolver los problemas estructurales y de liquidez de la empresa con la apertura de su CARTERA DE NEGOCIOS TÉCNICOS y una necesaria AMPLIACIÓN DE CAPITAL, han reemplazado su responsabilidad accionarial en interés económico propio, vendiendo CRÉDITOS Y PRÉSTAMO de alto interés a la compañía Certum, ahogando sus cuentas de resultados con devoluciones de prestamos, hasta ahora en 2010 han sido mas de 1.600.000 €, que vuelven CON INTERESES a las arcas de sus propios dueños: las 31 Cajas de Ahorro. A esto se une la nula colaboración de sus accionistas para abrir sus negocios técnicos a la compañía.

Todo esto contrasta con la implantación que actualmente tiene la compañía en el mercado de servicios de ingeniería y arquitectura, en la que cuenta con mas de 8.000 clientes en su cartera, privados y públicos, que hacen dudar sobre la presunta caída de la contratación, documentada en los últimos meses por el Consejo de Administración con vistas a justificar la presentación de nuevos ERES, recortes en prestaciones sociales, retrasos en pagos de nominas, etc... llegando ahora incluso al presente concurso voluntario de carácter extintivo.

Con el cierre forzado por sus accionistas, los clientes de Certum se verán perjudicados al tener que renegociar/cancelar/subcontratar las tareas pendientes de realizar, a pesar de haber pagado la casi totalidad de sus contratos.
Esta situación, de la que son responsables directos sus accionistas, va a afectar de lleno a las “Caras de Certum” en cada provincia, sus trabajadores: técnicos,
administrativos y comerciales, que una vez dejen la empresa tendrán que volver a pedir la confianza de estos mismos clientes, a pesar de los perjuicios que van a sufrir estos en la situación que se nos avecina. ¿Con qué finiquito se amortiza la credibilidad que los trabajadores de Certum van a perder en sus ámbitos con esta medida...?. ¿Qué panorama de reinserción en el mercado laboral espera a estos trabajadores tras haber renegado de sus antiguos clientes?

Por último destacamos la gestión del Comité de Dirección, que a lo largo de este año ha demostrado su total carencia de habilidad directiva para llevar la empresa, sobre todo en sus relaciones con los trabajadores de Certum,demostrando un talante de inflexibilidad, opresión jurídica y falta de perspectiva a largo plazo de lo que és importante para la viabilidad de la empresa, lo cual se tradujo en DESACUERDO en el último ERE planteado por la empresa en Junio pasado, que junto a errores formales y de
argumentación de los asesores legales de la compañía,motivó su RESOLUCIÓN DESFAVORABLE por Ministerio de Trabajo,dictada con fecha Julio 2010.

Parece claro por tanto, que el conjunto de accionistas, principalmente las 31 Cajas de Ahorro: Cajasol, Caixanova, Unicaja, Caja de Ahorros General de Granada,Caja Extremadura, Caixa Sabadell y Caixa Manlleu (Actual UNNIM), Caja de Ahorros de Ávila, Ibercaja, Caja Murcia, Sanostra Baleares, Grupo de Empresas Cajasur S.A., Caja Segovia, Caja de Badajoz, Caja General de Ahorros de Canarias, Caixa D´Estalvis Laietana, Caixa Manresa, Hiscan Patrimonio II SLU, Caixa Girona, Caja de Jaén, Caja Rioja, Caja de Ah rros Municipal de Burgos, Caja de Ahorros del Círculo Católico de Obreros de Burgos, Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón, Caja Guadalajara, Caja Insular de Ahorros de Canarias, Caja Duero, Caja Castilla la Mancha, Invergestión S.A., Caixa Tarragona y Colonya Caixa D´Estalvis de Pollença, NO PUEDEN RETIRAR SU BOLSA UNA VEZ LLENA Y CERRAR LA COMPAÑÍA, declarando esta, para mayor cinismo, como INSOLVENTE, y pretendiendo además NO HACERSE CARGO NI TAN SIQUIERA DEL PAGO DE LAS JUSTAS INDEMNIZACIONES ANTE UNA SITUACIÓN TAN INJUSTIFICABLE.

Con todos estos interrogantes, incomprensiones y contradicciones expuestas, los trabajadores de Certum no llegan a advertir aun las motivaciones reales que han llevado a la decisión extintiva, y menos aun llegan a entender la presunta insolvencia de las Caja de Ahorros, que no han cesado de hacer negocio, incluso a costa de jugar con el futuro de los sueldos y finiquitos de los trabajadores que han levantado la compañía.

La postura del conjunto de los Trabajadores de Certum S.A. ante esta situación, pasa por exigir la continuidad de
las actividades de la compañía, quedando abierta a negociar los ajustes que permitan su viabilidad, o en otro caso, entienden que el total de su accionariado debe responder ahora para asegurar un cierre ordenado y progresivo que respete la dignidad de los trabajadores y sea compatible con la calidad de servicios que han demandado siempre nuestros clientes.

Los trabajadores de Certum, Control Técnico de la Edificación S.A.




A %d blogueros les gusta esto: