Blog

La mitad de las empresas que han cerrado en los últimos tres años por falta de liquidez, podrían haber sobrevivido


(Comunicados de Prensa) Al menos un 50% de las empresas españolas que se vieron obligadas a cerrar desde el comienzo de la crisis por falta de financiación, podrían haber sobrevivido acudiendo al crédito privado. Clifford Auckland consultores de hipotecas urgentes de capital privado aumentó un 70% sus operaciones a pequeñas empresas a lo largo del 2010. Para este año intensificara sus esfuerzos para que las pymes y micro pymes con problemas financieros conozcan las posibilidades de los préstamos privados.

Los efectos de la crisis económica en España han provocado el cierre de más de 150.000 empresas desde el 2008. Es cierto que en algunos casos, a la recesión económica, se ha sumado la inviabilidad de proyectos empresariales nacidos con escasas esperanzas de vida, pero, en la gran mayoría de los casos, el denominador común a los cierres ha sido la falta de liquidez para hacer frente a las diferentes obligaciones empresariales como consecuencia de la imposibilidad de conseguir financiación externa.

Pero si el cierre de empresas a lo largo de los últimos tres años ha sido dramático, muchas han conseguido sobrevivir, en buena medida, gracias al papel desempeñado por las empresas de crédito de capital privado que, durante este periodo, han visto aumentar en un 70% las operaciones de créditos destinados a pymes y, sobre todo a micro pymes. Según estadísticas de Clifford Auckland Consultores de hipotecas urgentes de capital privado, a lo largo del año pasado, tres cuartas partes de las medianas y pequeñas empresas españolas que solicitaron financiación lo hicieron a través de consultoras de créditos privados. La razón principal, la constante y persistente negativa de bancos y cajas a concederles vías de financiación.

Clifford Auckland Consultores de hipotecas urgentes de capital privado desarrolló, a lo largo de las 2010, diferentes propuestas de crédito adaptadas a las pymes. Tuvieron excelente aceptación los contratos de crédito con carencia de amortización de un año para el pago de intereses, ampliable anualmente para sucesivas renovaciones. Este sistema fue un remedio financiero a lo largo del 2010, para muchas empresas y autónomos que sufrieron las secuelas de una grave pérdida de liquidez. Evitó las consecuencias de falta de circulante a base de reducir considerablemente las cuotas del préstamo, a la espera de la reactivación de la actividad. Los créditos a pymes concedidos a lo largo del año pasado por Clifford Auckland consultores, oscilaron entre los 50 y los 300.000 euros, llegando a alcanzar el millón.

A lo largo del 2011, Clifford Auckland consultores de hipotecas urgentes de capital privado, ha previsto una considerable ampliación de sus canales de información a las pymes y a todo tipo de empresas, con el objetivo de dar a conocer el crédito privado y sus posibilidades como remedio a situaciones difíciles de falta de liquidez.




A %d blogueros les gusta esto: