Blog

La morosidad de los créditos bancarios en su cota más alta desde 1995


El aumento de la morosidad de los créditos de entidades bancarias y cajas en España ha llegado al 5,39%, registrando la cota más alta en quince años, según los últimos datos hechos públicos por el Banco de España. Para las empresas privadas de crédito, sector que lidera en España Clifford Auckland Consultores de hipotecas y rehipotecas urgentes de capital privado, el constante incremento de la tasa de morosidad bancaria supone que la recuperación del mercado hipotecario se ralentiza y aún está lejos de normalizarse, con lo que los préstamos privados continuarán incrementándose.

Los niveles de morosidad bancaria del mes de mayo, un 0,01%, apenas han tenido variación con los de abril. Estos índices se sitúan en el mismo porcentaje de morosidad de otoño del 1995. Pero en la actual situación económica son doblemente alarmantes. Además de hacer que se mantenga la tendencia alcista creciendo la desconfianza y la escasez de crédito, hacen que la tasa de morosidad se acerque peligrosamente a un punto porcentual por encima del de hace un año, que se situaba en el 4,66%. Según datos hechos públicos por el Banco de España, los créditos totales concedidos por entidades ascendieron a 1.824 billones de euros en el mes de mayo. De esa cantidad, 100.372 millones correspondieron a créditos dudosos, superando la barrera sicológica de los 100 millones, que muchos analistas consideran especialmente peligrosa.

Para Clifford Auckland Consultores de hipotecas y rehipotecas urgentes de capital privado, este nuevo record de la tasa de morosidad en bancos y cajas limitará, aún más, la concesión de créditos bancarios, tal como vienen apuntando distintos sectores desde hace meses. En esa situación, en donde las hipotecas bancarias son cada vez más difíciles de conseguir, los créditos privados se consolidan como la única salida financiera existente para particulares y empresas que ven fracasar sus intentos de conseguir préstamos por parte de los bancos y cajas.

Clifford Auckland Consultores destaca la importancia de los créditos privados en el momento económico por el que atraviesa la banca. Las hipotecas privadas, siempre han ocupado un espacio muy definido en el sistema financiero, para muchas personas que veían como se les cerraban las puertas del mercado hipotecario de la banca oficial. Pero actualmente ese número de personas se ha incrementado notablemente por el endurecimiento de las condiciones que exigen los bancos y cajas. En contrapartida al crédito bancario, las hipotecas privadas mantienen las mismas facilidades de siempre para su concesión, exigiendo como único requisito una propiedad inmobiliaria. No exigen contratos laborales indefinidos ni avales personales. Su tramitación está exenta de gastos adicionales y se resuelven en dos o tres días de media.




A %d blogueros les gusta esto: