Blog

La WSPA lanza nueva campaña global en la conmemoración del Día Mundial de la Lucha contra la Rabia


(Comunicados de Prensa) La Sociedad Mundial para la Protección Animal (WSPA) recordó, en el marco del Día de la Lucha Contra la Rabia, que cada año, más de 55.000 personas mueren en el mundo a causa de esa enfermedad y que 20 millones de perros son víctimas de una eliminación cruel e innecesaria que, a menudo, obedece a intentos equivocados por controlarla.

"La rabia es una amenaza muy seria para poblaciones humanas y animales,” dice Ray Mitchell, director internacional de campañas de la WSPA, “Pero, con proyectos humanitarios de control de esta enfermedad en Asia y Latinoamérica, la WSPA ha demostrado muchas veces que un mundo sin rabia no significa un mundo sin perros.”

La WSPA está pidiendo a los gobiernos donde se matan perros para controlar la rabia, que no lo hagan más y que inicien programas efectivos de vacunación canina.

En 1983, Latinoamérica se comprometió con la vacunación para eliminar los casos de rabia en humanos causados por mordeduras de perros infectados y ha tenido una disminución del 99 por ciento en los casos de rabia canina. Sin embargo, el panorama en Asia y África sigue siendo muy serio, agravado por el tamaño de las poblaciones de perros callejeros, la falta de acceso a tratamientos post-exposición para las víctimas de mordeduras y la escasez de recursos para ocuparse del bienestar animal.

Por eso, la WSPA está lanzando su nueva campaña global Los Perros del Collar Rojo con un proyecto en Bangladesh, que apoyará al gobierno para que implemente una campaña de vacunación a gran escala en la ciudad de Cox‘s Bazar, que salvará a miles de perros de una muerte cruel y abrirá el camino para una campaña de vacunación nacional.

El proyecto consiste en vacunar a la población canina contra la rabia y ponerle collares rojos para identificar a los perros como animales seguros que no representan un riesgo para la comunidad y que, a la vez, se convierten en un símbolo de las medidas proactivas que se están tomando para proteger a las comunidades de la rabia sin recurrir a la matanza de perros.

La campaña de la WSPA también busca que los organismos de protección animal trabajen de cerca con las agencias de salud humana, educación y asuntos sociales, ya que está ampliamente aceptado que la única solución verdaderamente efectiva para el control de la rabia es una combinación de vacunación canina, educación de la comunidad sobre la prevención de mordeduras y acceso a tratamiento post-exposición para las víctimas. La Organización Mundial de la Salud ha descrito tales campañas como “La estrategia de mejor relación costo-beneficio para prevenir la rabia en las personas.”




A %d blogueros les gusta esto: