Blog

Lotería Valdés: los inicios y el deporte en Miquel Valdés, su fundador


(Comunicados de Prensa) Valdés, uno de los establecimientos más emblemáticos de Barcelona, cumplió en 2005 sus cien años de historia desde que en 1905 Miguel Valdés fundase esta primera administracion de loterias de Barcelona en plena rambla y con la ciudad en expansión. La historia de Valdés es la historia de Barcelona durante el siglo XX. Es su símbolo de la suerte, de la ilusión. Ha repartido muchos premios y forma parte de la historia de la ciudad.
La biografía de Miquel Valdés está muy relacionada con el deporte y concretamente con la gimnasia, las regatas de remo, el fútbol y el atletismo. Valdés descubrió su afición por el deporte mientras practicaba gimnasia atlética, en la especialidad de levantamiento de peso. Llegó a levantar más de ochenta kilos con facilidad.
Ingresó en el elitista Reial Club de Regates y en 1899 participó en una regata contra un equipo de Toulouse al que ganó.
También en 1899 Miquel Valdés estuvo vinculado al nacimiento de los primeros clubs de fútbol barcelonés: el Foot-Ball Club Català y el Foot-Ball Club Barcelona. Aunque la literatura deportiva, e incluso algunas publicaciones oficiales azulgrana, considera a Miquel Valdés como uno de los socios fundadores del Foot-Ball Club Barcelona, lo cierto es que no fue así. Estuvo inicialmente más vinculado al Foot-Ball Club Català hasta que en partido, por falta de jugadores en el Barça, accedió a jugar con ellos junto a otros jugadores del Català. El equipo del Barça capitaneado por Gamper ganó por dos a uno y desde entonces Valdés se quedó en el club.
Otra curiosa anécdota deportiva del fundador es que él fue el ganador de la primera competición de atletismo de la historia de España. Ganó el primer premio con un buen crono de un minuto y dos segundos en una carrera de 500 metros, tiempo magnífico si lo comparamos con los mejores tiempos de los otros corredores extranjeros que también participaban. Miquel Valdés se ganó merecidamente durante estos años el apodo de sportman.
Cuando en marzo de 1905, Miquel Valdés conseguía su credencial como lotero, la práctica habitual del deporte ya había pasado a un segundo plano. Sin abandonar completamente el deporte, que continuó practicando toda la vida, Valdés se concentró en los años siguientes en la administración de lotería que haría que su apellido fuera conocido en todo el país Valdés continuó jugando al fútbol, pero también fumando, prácticamente hasta el día de su muerte, el 5 de mayo de 1951, a la edad de ochenta y cuatro años.
Volviendo a sus inicios como administrador de loterías, Miquel Valdés, tenía un estanco en un local compartido en la rambla de Sant Joseph, número 12, con un vasco. Miguel Loigorri, que se había establecido como administrador de loterias desde 1890. Cuando a Loigorri, que no tenía hijos, le llegó la hora de la jubilación, éste le propuso a Valdés que continuase él solo con el negocio y que solicitase el traspaso de la lotería. Y esto fue lo que sucedió. El 29 de marzo de 1905, Valdés recibía de la Dirección General del Tesoro Público del Ministerio de Hacienda de Madrid la credencial para establecerse como administrador de lotería de primera clase en la ciudad de Barcelona.




A %d blogueros les gusta esto: