Blog

Mayor flexibilidad para las inversiones transfronterizas


(Comunicados de Prensa) * La reforma de las OICVM que se iniciará en junio, unificará las condiciones de los fondos inmobiliarios para crear una competencia financiera más igualitaria entre todos los países de la UE

A partir del próximo mes de junio en todos los países de la UE se aplicará la reforma de los OICVM que implicará la autorización de gestiones transfronterizas, lo que significa que estos fondos podrán gestionar sus recursos en varios destinos sin aprobación previa de las autoridades.

Esta reforma de los Organismos de inversión colectiva en valores mobiliarios (OICVM o UCITS en inglés) intenta crear un mercado único de fondos de inversión para la Comunidad Europea con igualdad de condiciones en todos los países miembros, lo cual permitirá que naciones como España o Francia, puedan ofrecer la flexibilidad que hasta ahora ofrecían países con administración más flexible como Luxemburgo o Malta.

La finalidad última de los OICVM es la búsqueda de rendimiento en valores mobiliarios u otros activos financieros líquidos de los capitales obtenidos del público, y cuyo funcionamiento está sometido al principio de reparto de riesgos.

La reforma introduce el concepto de los datos fundamentales para el inversor y simplifica el procedimiento de notificación de los OICVM que comercializan sus participaciones en otros Estados miembros.
En adelante, los requisitos básicos de la sociedad de gestión será la disposición de un capital de 125 mil euros, ajuste a las condiciones organizativas exigidas por la Directiva, incluyendo su estructura.
Las actividades de gestión del OICVM incluyen funciones de gestión de cartera, comercialización y administración que comprenden, servicios jurídicos y contables valoración de carteras y fijación del valor de las participaciones o emisión y reembolso de participaciones.
La intención de la reforma es unificar un poco más los beneficios de esta figura de inversión, ya que según las reglamentaciones anteriores, los países que ofrecían menor cantidad de requisitos para su apertura, lograban acumular mayor cantidad de fondos, con los subsecuentes beneficios. La estandarización de los desembolsos de los fondos y su rendimiento es uno de los retos clave para la gestión integrada de toda Europa.

Las naciones que ofrecían unas condiciones de formación más flexibles como Luxemburgo, Malta e Irlanda, a pesar de ser países pequeños, habían capturado el 35% de todas las inversiones trasnacionales de la UE, principalmente porque contaban con una industria financiera especializada, en otras palabras, un gran número de gestores con oferta amplia de servicios financieros.

Aunque estos países originalmente más activos habían planteado oposición a la reforma, ya rápidamente han ajustado sus modelos a la nueva realidad, de tal forma que sigan siendo territorios atractivos para mantener las estructuras de gestión, actuando de forma coordinada las autoridades regulatorias y fiscales, además de contar con más experiencia y disposición hacia la industria financiera.

Braxton Group (www.braxton-network.com) ha desarrollado una destacada experiencia como asesor y gestor de fondos en la Comunidad Europea, por lo que está adaptando su estructura funcional a las nuevas demandas que tendrá el mercado financiero, especialmente en cuanto a riesgos y regulaciones fiscales de las inversiones transfronterizas.




A %d blogueros les gusta esto: