Blog

Memmert invierte en Alemania


(Comunicados de Prensa) Schwabach, 10 de agosto de 2010

Memmert (www.memmert.com) sigue apostando por un próspero crecimiento en el mercado internacional de los equipos de laboratorio. El fabricante de estufas y cámaras para pruebas climáticas de Schwabach pone en marcha una nueva línea de máquinas punzonadoras y dobladoras automáticas con una inversión total de 3 millones de euros.

Según Spectaris, la asociación profesional alemana de biotecnia, técnicas de análisis y de laboratorio, las empresas alemanas vieron reducidos sus ingresos anuales durante la crisis en el año 2009 en un 8% aproximadamente con respecto al año anterior. Por el contrario, Memmert pudo mantener prácticamente el mismo volumen de ventas a pesar de esta tendencia. En agosto de 2010 ya se ha registrado un volumen de ventas notablemente superior con respecto al año anterior, lo que marca una tendencia positiva en cuanto al crecimiento. Durante el evento de puesta en marcha de la línea de máquinas punzonadoras y dobladoras automáticas, la gerente de la empresa, Christiane Riefler Karpa, aclaró que se continuará evolucionando con la misma política de empresa como base que tanto éxito ha tenido en el pasado. Mantendremos nuestro espíritu vanguardista mediante el continuo desarrollo tecnológico de los equipos con temperatura regulada y seguiremos consolidando nuestra posición de líderes de mercado con los incubadores refrigerados y las cámaras climáticas con tecnología Peltier. En lugar de orientarnos, como hacen otras empresas de la competencia, a un segmento de clientes demasiado amplio, lo que conlleva tener que aceptar una reducción de la calidad y del equipamiento disponible, el proceso de producción puesto en marcha nos permitirá responder a las necesidades individuales de nuestros clientes en condiciones de mercado totalmente competitivas y, sobre todo, en un tiempo mínimo.

Con una inversión de 3 millones de euros, la nueva línea de mecanizado Salvagnini se ocupa del punzonado y doblado de las chapas. Con una longitud total de 36 metros, se trata de la instalación de este tipo más moderna y de mayor tamaño de Europa. Junto con otras grandes inversiones ya realizadas, como un nuevo centro de control de equipos, se muestra como un aspecto fundamental para la competitividad de mercado y permite asegurar asimismo 160 puestos de trabajo en Alemania, con tendencia ascendente.

La nueva línea de mecanizado es el fruto de un proyecto de 2 años de duración realizado internamente en la fábrica. En colaboración con el Fraunhofer Institut für Produktionstechnik und Automatisierung (IPA) de Stuttgart, se modificó la estructura del proceso de producción con el objetivo de dar una respuesta aún más rápida a las necesidades de los clientes en cuanto al equipamiento individualizado de las cámaras, de incorporar a la cadena de producción en serie el mayor número posible de nuevos desarrollos y, principalmente, de entregar el producto final bastante más rápido que en el pasado.

Se calcula que se experimentará un ahorro de tiempo por chapa acabada de entre el 60% y el 85%, a la vez que se disfrutará de la mayor flexibilidad posible. Las soluciones personalizadas se podrán integrar fácilmente en la cadena de producción sin necesidad de realizar modificaciones gracias a que la nueva instalación también resulta rentable para la producción de piezas únicas. Otras ventajas en cuanto a rentabilidad de la fábrica vienen de la mano del ahorro en las operaciones logísticas y en el espacio necesario, así como de la reducción de un 50% de los recortes resultantes. «Asimismo, el aprovechamiento óptimo de las preciadas materias primas utilizadas ayuda considerablemente a reducir nuestra emisión de CO2 al medio ambiente», señala Christiane Riefler Karpa haciendo hincapié en el compromiso de Memmert con unos productos y procesos de producción que ahorren energía.




A %d blogueros les gusta esto: