Blog

¿Qué bicicleta de montaña es la adecuada?


Además de saludable, andar en bicicleta de montaña resulta muy divertido. Pero,  como lo que ocurre con cualquier otro deporte, a la hora de practicarlo, debemos contar con el equipamiento necesario, así como disponer de unos conocimientos básicos para empezar a pedalear en un terreno tan duro y complicado como es la montaña.

A la hora de comprar una bicicleta, sea de montaña o de paseo, lo más adecuado es pasarse por un establecimiento especializado que cuente con personal, cualificado y competente, que nos pueda ofrecer una atención cercana y personalizada, así como un asesoramiento a medida.

Pero, antes de decantarnos por un modelo u otro, hay que tener en cuenta una serie de consejos:

- ¿Caro o barato? Cada uno elige lo que quiere o puede gastarse en el presupuesto. Lo más caro es, evidentemente, la bicicleta. Pero no nos podemos olvidar de los accesorios para las bicis: guantes, cascos, gafas, etc. En el mercado, encontraremos una gran variedad de productos, de complementos, de ropa y de marcas entre las que poder elegir. Si la competición aún queda un poco lejos de nuestras expectativas, no es necesario que nos gastemos mucho dinero en la bicicleta de montaña.

- ¿Cuál es mi talla? Muchas veces nos dejamos guiar por el colorido, por el diseño… pero a la hora de elegir bicicletas de montaña debemos comprar siempre aquella que se ajuste a nuestra estatura; de no ser así, y utilizar una mucho más grande o pequeña podemos acabar con lesiones musculares. 

bicicleta de montaña

- ¿Doble o rígida? En función del uso que le vayamos a dar elegiremos una u otra. Si, por ejemplo, no crees que le vas a sacar mucho partido puesto que tus recorridos no son muy exigentes, la rígida será la mejor opción. De lo contrario, si te gustan las emociones fuertes, entonces la doble es la tuya.

Una vez que ya tenemos la bicicleta, podemos centrarnos de lleno en los accesorios de bicis de montaña, como el casco. Es, sin duda, un elemento básico e imprescindible en la práctica del ciclismo, ya que nos protege de las caídas y de posibles contusiones. Pero no vale con llevarlo puesto. De hecho, un casco mal atado es como no llevarlo. Tampoco es bueno que apriete. Lo más adecuado es que quede a unos 2 o 3 centímetros por encima de las cejas.

En lo relativo a la gafas, debe primar la seguridad a la estética, y el calzado debe ser lo más cómodo posible, así como llevar siempre guantes para las caídas, ya sea invierno o verano.

Si tienes en cuenta todos estos requisitos a la hora de comprar tu bicicleta de montaña y los accesorios, el éxito está asegurado. 




A %d blogueros les gusta esto: