Blog

¿Qué hacer ante una fuga de agua?


Las tuberías que recorren nuestras viviendas están hechas de polietileno y acero. Dos materiales muy resistentes, fáciles de manejar, que destacan por su durabilidad. Pero al igual que ocurre con otros materiales, éstos se pueden romper y es entonces cuando hay mayor riesgo de fuga. Cuando esto ocurre, hay que actuar con rapidez, y para evitar males mayores, contratar los servicios de un profesional para que se encargue de la localización de la fuga en la tubería.
Algunas pérdidas de agua de las tuberías son obvias, como por ejemplo, un grifo que gotea, pero no siempre es así. Encontrar el origen de la fuga puede ser complicado, ya que si el problema se encuentra entre las zonas de difícil acceso no podremos detectarlo a simple vista, sobre todo, para alguien que no está acostumbrado a este tipo de tareas. Sin embargo, son muchos los ‘manitas’ que antes de contratar a un fontanero, recurren a los trucos caseros para la localización de fugas de agua en tuberías con poco éxito.
Debemos tener en cuenta que cuanto más tiempo pase, el riesgo de que la avería sea mayor aumenta. Y por regla general, lo normal es que nos percatemos de que tenemos una fuga en casa cuando nos llega el recibo a final de mes y el consumo, de manera inexplicable, se ha multiplicado por dos.
Lejos de lo que podemos pensar, las fugas de agua es uno de los problemas de fontanería más frecuentes en los hogares, junto a los atascos. Por este motivo, aseguran los expertos, un mantenimiento anual de las mismas nos ayudaría a prevenir y a localizar posibles fugas en las tuberías.
Un servicio que supone un gasto para nuestro bolsillo y que intentamos evitar. Aunque el remedio puede ser peor que la enfermedad, sobre todo, cuando aparezcan las humedades y filtraciones a causa de una rotura de las cañerías, siendo más costosa la reparación que, en cualquier caso, debería realizar un personal autorizado en la detección de fugas en tuberías. ¿Por qué? No solo por la experiencia, que le permitirá saber qué hacer en cada momento, también porque cuenta con las herramientas necesarias para la localización de las fugas en todo el recorrido de las cañerías.
Si crees que tu instalación sufre alguna fuga o si notas que la presión del agua ha bajado, para mayor seguridad, pregunta a una empresa de inspección de tuberías. Disponen de robots y de cámaras de última generación que, de manera rápida y fiable, podrán diagnosticar el problema, analizando el estado en el que se encuentran las cañerías. No olvidemos que por las tuberías también pasa el tiempo.




A %d blogueros les gusta esto: