Blog

¿Qué material de embalaje uso para mi mudanza?


Cualquier experto en mudanzas locales en Madrid te lo dirá: el embalaje es una parte fundamental en el traslado de cualquier tipo de mercancía, por corto que sea el trayecto. No obstante, no se le suele conferir la importancia que merece.

Y es que cada objeto necesita ser empacado en un tipo de material concreto y conforme a unas premisas determinadas en función de sus características. A continuación, te contamos qué tipo de opciones tienes a tu disposición si necesitas proteger tus enseres durante una mudanza: 

1-      Cajas: son el recurso más empleado. Las cajas resultan adecuadas para guardar cubertería, vajillas y objetos delicados, siempre y cuando estos vayan envueltos independientemente y de forma adecuada con material protector. 

2-      Cartón ondulado: es una excelente opción por su carácter reciclable, renovable y biodegradable, además de su buena higiene y versatilidad. Estudios recientes demuestran que es el material de embalaje preferido por los consumidores. Está especialmente indicado para recubrir objetos frágiles. 

3-      Papel de burbuja: un clásico del embalaje. Actúa eficazmente amortiguando el efecto de los impactos sobre objetos susceptibles de romperse durante el traslado. Es aconsejable que todas las joyas, así como los objetos de cristal y cerámica vayan, primeramente, protegidos mediante papel de burbuja y, después, embalados en cajas. 

caja de cartón4-      Mantas: muy útiles a la hora de proteger los cantos de los muebles durante la mudanza. Ayudan a evitar los desconchones, las grietas y las roturas que se  pueden producir durante el transporte. 

5-      Fundas de plástico: su función principal es la de proteger muebles tapizados. Muy adecuadas para evitar que los sofás y sillones se llenen de polvo y suciedad durante el traslado. 

6-      Material para relleno: sirve para evitar que los objetos se desplacen y se golpeen entre sí dentro de las cajas a consecuencia de los movimientos que se producen durante el trayecto.

 

A pesar de que nuestros objetos estén correctamente embalados es muy importante la distribución durante el traslado. Es mejor llevar los objetos en varios viajes que trasladar toda la mercancía de una vez y exponernos a que se causen desperfectos. Si la mudanza se va a alargar varios días una buena opción es decantarnos por el alquiler de trasteros y minialmacenes en Madrid.




A %d blogueros les gusta esto: