Blog

Qué pueden hacer las clínicas de fertilidad para ayudar a las parejas sin hijos


(Comunicados de Prensa) Los meses se desgranan, uno tras otro, y en cada uno de ellos, la pareja revive el drama y la decepción de no lograr el embarazo tan deseado. El hijo no viene, y el tiempo pasa inflexible. ¿Será hora, se preguntan, de buscar clínicas de fertilidad que puedan ayudarnos a lograr ese sueño que se hace desear tanto? La infertilidad de la pareja es una situación mucho más común de lo que muchos podrían suponer, y las causas del fracaso en los intentos por lograr el embarazo son de índole diversa, pero, afortunadamente, solucionables en su mayoría.

Para comenzar a pensar en que existe un problema de fertilidad, la norma establecida nos dice que toda pareja que busca el embarazo durante un año sin conseguirlo, puede comenzar a pensar que existe algún problema. No hay diferencias estadísticas entre problemas masculinos y femeninos, es decir, la causa subyacente de la infertilidad se encuentra en disfunciones fisiológicas presentes en ambos sexos, por igual. La realidad es que la edad cobra una importancia vital en este tema, pues a partir de los 35 años decrecen las oportunidades de lograr el embarazo.

Dentro de los factores femeninos, se pueden citar cuestiones de malformaciones u obstrucciones de los conductos naturales como las principales causas que impiden la fecundacion del óvulo y el espermatozoide o su correcta fijación a las paredes del endometrio. También fallos en los ciclos hormonales son fuente de infertilidad, al afectar a la maduración y liberación del óvulo. Alteraciones en el PH (acidez) del moco cervical, que, justamente es donde se implantaría el embrión, impide de igual manera la preñez. En cuanto a los factores masculinos, la calidad de los espermatozoides se traduce en la causa más común de infertilidad de la pareja, especialmente los factores relacionados con la movilidad o la concentración de los mismos en el líquido seminal.

A pesar de que para muchas parejas conocer la causa puntual de la infertilidad suele ser un peso bastante difícil de llevar, que puede desencadenar en malestar, resentimiento y peleas, existe un arsenal de técnicas de que los especialistas disponen para lograr la concepción. En la mayoría de los casos se trata de técnicas que se centran en favorecer el encuentro del óvulo y el espermatozoide. Un ejemplo es la inseminación intrauterina, que se lleva a cabo de manera completamente ambulatoria, y en un breve lapso. La misma consiste en tomar una muestra mejorada de espermatozoides y depositarlos directamente en el lugar de la inseminación, el útero de la mujer. Otras técnicas más complejas implican que la fertilización se lleve a cabo fuera del cuerpo femenino, y luego se proceda a la implantación del embrión.

En definitiva, las soluciones de las que se dispone para lograr el embarazo son muchas y muy variadas. Lo más recomendable para las parejas con problemas de fertilidad es no descorazonarse y confiar en los profesionales especializados, quienes podrán brindar la respuesta adecuada a las particularidades de cada caso, para que en muy poco tiempo puedan disfrutar de la felicidad de su primer retoño.
http://www.concibe.es/




A %d blogueros les gusta esto: