Blog

Reforma Laboral: muchas críticas, pocas alabanzas y algunas mentiras


(Comunicados de Prensa) “Reformita”, “parche”, “amago de reforma”, “un retoque más”, “galimatías legal” y hasta “esquizofrenia absoluta” son algunos de los calificativos que recibió la Reforma Laboral en boca de Federico Durán, Juan Antonio Sagardoy, Alfonso Capdevilla y Salvador del Rey, socios o presidentes de los bufetes Garrigues, Sagardoy, Vialegis y Cuatrecasas, respectivamente, y auténticos pesos pesados laboralistas de nuestro país. Fueron convocados por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y Adecco y entre todos dieron un buen repaso al RD-Ley 10/2010.

La oportunidad perdida:

La legislación sigue siendo idéntica para una gran empresa que para una pyme (”es una aberración que empresas como Telefónica, Repsol o El Corte Inglés tengan las mismas normas que la mercería de la esquina”).
No se ha entrado en la contratación a tiempo parcial, que es muy rígida.
No se ha tocado nada relativo al absentismo.
No se ha modificado la negociación colectiva (no se ha hecho nada para intentar que no sea una rémora para la flexibilidad en las empresas).

Lo que sigue igual (para mal):

El intervencionismo de la autoridad laboral en los asuntos de la empresa (”por ejemplo, la autoridad laboral puede paralizar seis meses -porque sí- la decisión de traslado del centro de trabajo de una empresa”. “Se tendría que eliminar la intervención de la autoridad laboral, dando más autonomía a los empresarios y sus trabajadores para pactar sus condiciones frente a sindicatos y patronal”).
Excesivo control judicial en asuntos estrictamente empresariales, acentuado por la ambigüedad de la norma, que deja su interpretación en manos del juez (”el control judicial debe existir, pero deber ser mínimo y periférico, limitándose a tutelar al trabajador para que no haya discriminación”. “¿Cómo va un juez a poder decidir si una medida que decide el empresario, y que apoya en un montón de estudios económicos, es positiva o negativa para la evolución futura de su empresa?” “Es absurdo que el juez ejerza de consultor laboral, que ni sabe nada de empresa ni es su papel”).

Lo que empeora:

Sindicalización de las pequeñas empresas por la vía indirecta. A cambio de reformas muy tímidas, se ha dado entrada a los sindicatos en las pequeñas empresas donde no la tenían- al introducir la novedad de que en los casos de movilidad geográfica o de modificación sustancial de las condiciones de trabajo y cuando no haya representación legal de los trabajadores, éstos puedan otorgar su representación a los sindicatos más representativos.
Pasos atrás en la contratación temporal. Encarecimiento progresivo, topes al encadenamiento de contratos y tope de tres años para los contratos de obra y servicio (”¿Cómo se pueden poner límites al contrato temporal, el único que está moviendo algo el mercado laboral, con la tasa de paro actual?” “El empresario ya no va a poder permitirse ni hacer contratos temporales”. “¿Cómo es posible poner un tope a los contratos de obra y servicio cuando muchas grandes obras duran más allá de tres años?, ¿qué hace entonces el empresario: despedir al trabajador antes de llegar a los tres años y que éste le denuncie porque la obra sigue, o bien hacerle indefinido y tenerle que despedir e indemnizarle cuando se acabe la obra y no tenga trabajo para él?”).

Todo lo relacionado con la flexibilidad interna (”sigue siendo más fácil despedir que modificar las condiciones laborales para lograr hacer más rentable la empresa sin despidos”).

Puede leer la noticia completa aquí:http://www.cartadepersonal.com/reforma-laboral-muchas-criticas-pocas-alabanzas-y-algunas-mentiras/




A %d blogueros les gusta esto: