Blog

Tus cestas de Navidad con embutidos ibéricos: una alternativa sana


lomo de guijuelo

Empiezan a terminarse las vacaciones para muchos y la vuelta al trabajo es un hecho. El siguiente gran descanso será en diciembre, y para esa fecha será el turno de celebrar las fiestas con la familia. Por eso, puede ser buen momento para planificar ese detalle que todos los empleados valoran: las cestas de Navidad.

Las copiosas comidas propias de esa época del año están llenas de alimentos que no consumimos habitualmente, como pueden ser mariscos o dulces como el turrón. ¿Y si agasajamos a nuestros trabajadores con alimentos sanos que, además de servir para complementar sus menús de Navidad, puedan comer el resto del año? En este sentido, el lomo de Guijuelo, procedente del cerdo ibérico, ofrece numerosas ventajas:

-es un producto de primera calidad. Su elaboración está ligada a la pureza, ya que sólo obtienen la denominación de origen aquellas piezas con un mínimo de 50% de autenticidad de raza ibérica.
-ayuda a reducir el colesterol malo. Su consumo está relacionado con la dieta mediterránea, y la forma de crianza de este animal favorece la presencia de ácidos grasos monoinsaturados en su carne.
-conserva todas sus propiedades. Cortado a mano y envasado rápidamente al vacío, el producto llega a casa con todo su sabor.

Gastar poco? Sí, gracias

La forma de que nos salga más barata su adquisición es, aparte de no dejarlo para el último momento, comparar a través de internet ya que cada día hay una mayor oferta de tiendas online donde se pueden adquirir todo tipo de comida y bebida al mejor precio. Aparte del jamón, el clásico por antonomasia, ¿por qué no agasajar a nuestros invitados con otros productos igualmente ricos y sanos, como el lomo de Guijuelo? Además, existe una amplia gama de productos del cerdo ibérico para alternar, como son el chorizo y y el salchichón.

Así, no sólo haremos que las cestas de Navidad sean más ligeras en grasas sino que estaremos regalando un producto 100% español, con unas excepcionales cualidades y que gusta por igual a niños y mayores.

Además, se trata de un producto asequible que no exige ningún tipo de preparación, por lo que se puede degustar en cualquier momento y gracias a los envases en sobres al vacío se conservan durante muchos meses en el frigorífico. Lo ideal es sacarlo de él 15 minutos antes de su consumo para que, con la temperatura ambiente, se pueda degustar con todos sus matices de sabor y la textura adecuada.

Si quieres comprar lomo de Guijuelo o cualquier otro producto de bellota o de cebo loncheado a mano y con su distinción de calidad, visita la web de Sancho Pata Negra donde encontrarás una gran variedad para disfrutar en cualquier ocasión y sin desplazarte de casa.




A %d blogueros les gusta esto: