Blog

Una formación sencilla que puede salvar vidas


Una emergencia de salud nos puede sorprender en cualquier momento y lugar, cuando menos lo esperemos. Si fuéramos nosotros quienes necesitásemos de ayuda por un problema súbito, querríamos tener a alguien cerca que fuera capaz de ayudarnos. Y a la vez, si nos encontrásemos por ejemplo con un caso de parada cardiaca ante nosotros,  sin duda nos gustaría tener la preparación para dar una primera atención al afectado que puede resultar crucial.

Por eso mismo, tomar parte en un curso de soporte vital básico es una de esas cosas que quizás no te hayamos planteado antes pero sin duda te conviene hacer. Con una formación de entre 8 y 12 horas, podrás adquirir los conocimientos y destrezas fundamentales para atender una parada cardiaca hasta que pueda llegar el personal médico competente.

Curso de soporte vital básicoEstos cursos son especialmente útiles para el personal sanitario, pero también resultan de interés para la población en general: nunca se sabe cuándo nos puede ser útil, pero llegado el momento, puede marcar verdaderamente la diferencia. En nuestra mano puede estar salvar una vida.

Entre los contenidos que se imparten en los cursos de soporte vital básico hay nociones de anatomía y fisiología cardiopulmonar, emergencias médicas y protocolos de actuación, técnicas y algoritmo de reanimación, utilización del desfibrilador… El curso incluye simulaciones y entrenamiento en varios escenarios sobre las maniobras básicas de reanimación cardiopulmonar (RCP): ventilación, comprensión torácica y desobstrucción de la vía aérea.

Por si fuera poco, los cursos pueden ser homologables como parte de nuestras actividades de formación; por ejemplo, con créditos de formación continuada para el personal sanitario. Los cursos de soporte vital básico están homologados en cada una de las Comunidades Autónomas. También es posible realizar cursos de reciclaje, más breves, para refrescar los conocimientos y estar siempre preparados, ya que hablamos de situaciones en las que no hay tiempo que perder.

Si eres responsable de una empresa, institución de enseñanza u otro tipo de organización, tienes la posibilidad de ofrecer uno de estos cursos a los empleados, alumnos o personas que estén a tu cargo, dándoles una oportunidad excelente de formación en una competencia básica. Existen facilidades para organizar y financiar la actividad, que puede amoldarse especialmente a las características y necesidades del lugar donde se haga.

Un curso de soporte vital básico es una posibilidad de formación muy fácil de realizar que nos proporcionará unos conocimientos de un valor incalculable y nos hará sentirnos un poco más preparados para las emergencias fundamentales.




A %d blogueros les gusta esto: